De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

jueves, noviembre 10, 2022

Una bala


 .

 

 

.

 

 

.

.

 

No suele pasar mucho, pero a veces

Si se extravía una bala

Una entre muchas balas

que dan a una pared

la corteza de un árbol

un cristal, o caen inofensivas,

después de recorrer

el camino hasta el cielo,

a un charco en el camino

si esa, precisamente,

cuyo rumbo era incierto

encontrase una válvula

caliente

que no tendría que estar

donde se hallaba

no ese día, esa hora

sin protección

latiendo

despreocupadamente

si esa bala

resbalara en la carne

atravesándola

mordiendo sin esfuerzo

llegando hasta esa válvula

sangrante, detenída

y alguien… tú

domingo, agosto 21, 2022

DIFICIL DE OLVIDAR


 .

 

 

.

 

 

.

 

.

 

 

 

Lo más difícil de olvidar es la tristeza
Uno cambia pañales, va al cine, escucha esa canción
que fue música de fondo de lo tierno
o se enfunda colores de la fiesta
que es vivir y de pronto, una nota,
el reflejo de un gris, un libro abierto
por la página veinte o una promesa
que debimos cumplir y, tonto, aflora
ese recuerdo que creíamos ido
metamorfosis cruel de lo enterrado.
La tristeza no muere para siempre;
Se oculta, se cambia de color, se pone gafas,
Te sigue sin que notes su presencia
Se disfraza de ti y entra en tu cama.
Nada puedes hacer para escaparte
De su líquido abrazo de nostalgia
Nada, hasta dejarla satisfecha

jueves, julio 21, 2022

Con la vida calada

        
         

.

 

 

 

.

 

 

.


En la madera misma donde cuelga la tarde
su "hasta luego" apurado.
En los ojos diminutamente asombrados
de una mariposa
En los impares calcetines cotidianos.
Allí también, donde con tal premura
han levantado estructuras grises de cemento
que ni el recuerdo de la antigua casa
es habitable ahora.
Y aquí mismo, justo donde la hormiga
desafía el destino del zapato, la lluvia o las escobas
hay que vivir también.
¡Tiempo de insecticidas!
Aun junto al dolor,
junto a la obscena mancha de la muerte,
hay que vivir. Después, antes, ahora,
con dudas, con la pereza del amor y de la noche,
con la camisa sucia, con la mano en la llave
de la luz y despeinado.
Pagar para vivir, con la moneda de los sueños,
con la moneda de la espera
y con la propia vida calada hasta los huesos.

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.