De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

lunes, enero 13, 2020

Y estos los últimos versos que ya jamás escribo



Me gustó conoceros, versos de la memoria;
bastardos hijos míos que he criado
en ese bosque oscuro, en ese nido alto,
en esa cueva de gárgolas y gnomos
que abría cada noche; en esta casa
que os vio crecer de amigos y de afectos.
Lejos de mi voláis, solo distingo
vuestra sombra fugaz en otros mares,
y otros vientos susurran la voz vuestra,
libres por fin de mí. Y os quise tanto…
Queda un poco de tinta, mancha breve,
con que siento jamás lo que ahora escribo.
Pero esto no es un verso ni un adiós.
También la voz se olvida.

domingo, diciembre 22, 2019

Somos

.


.



.




.




.

Todos, de alguna forma,
somos alguien o algo que quisiéramos ser:
Un empresario cuya oportunidad está a la vista,
a un golpe de osadía; un pescador experto
cuyo sedal tensado espera resistencia,
o un actor de reparto cuyo nombre figura
con el tipo de letra de los protagonistas.
Puede, que ese poeta del cual aún los lectores
no han dado testimonio. En nuestro fuero interno
todo está por hacer si la esperanza
renueva ese minuto de gloria que nos toca.
Y tenemos derecho mientras tanto
a imprimir la tarjeta de visita, detallando que somos
lo que queríamos ser; además de otros datos:
Dirección y teléfono (precisos, por si acaso
La suerte no recuerda donde debe buscarnos)

.

sábado, noviembre 23, 2019

Olvidos

.


.



.


.
.

No es posible olvidar. Cuando se intenta,
acude a la memoria algún detalle
que percute obsesivo: aquella calle;
el beso con sabor a miel y menta;
una caricia lenta, lenta, lenta;
un rio de fuego bajando por el talle;
cientos de peces blancos por un valle
de amapolas; la luna cenicienta…
Entonces el dolor que había dormido,
se despierta de nuevo y nos embarga,
dejándonos el pecho malherido.
Cada recuerdo es una flecha amarga
que vuelca al corazón toda su carga,
pues ya no ha de volver lo que has perdido.


Que no se cumpla aquello que deseas
y aceptes lo que venga sin desgana.
Que te deslumbre el sol cada mañana
y no pienses en mi cuando me leas.
Que no recuerdes nada cuando creas
que me has visto cruzar por tu ventana,
y que el tañer, de boda, una campana,
no atraiga al corazón malas ideas.
No te vuelvas atrás de lo que hiciste,
pues nada ha sido en vano, nada triste.
Lo que pasó, pasó. Ya lo has vivido.
Ahora es polvo dormido del pasado
que al moverlo se vuelve aire viciado;
hojas muertas del árbol del olvido.
.

Etiquetas:

domingo, octubre 13, 2019

Un cielo azul pastel

.


.



.



.
.

En el cielo tranquilo que habíamos instaurado,
del color de los sueños azules, perdurables,
la brisa acariciaba los nombres cotidianos
con musicales notas brillantes, cristalinas;
la tarde se mecía entre aromas sutiles,
y los gestos hablaban de suave transcendencia,
Nosotros, solo era el pronombre más dulce
con que gustar a tiempo el paso de las horas,
porque todas las horas nos llegaban en punto
para la ardua costumbre del beso recurrente.
No había separación de un hola al otro hola;
la luz se recostaba despacio en nuestros ojos
entre las tibias hojas del árbol de la vida;
la piel por siempre era una flor encendida,
y era constante siempre y lenta y diferente.
Pero no comprendimos que fue lo que olvidamos
pintar en el azul pastel del paraíso.
Era un cielo sin pájaros, sin noches y sin nubes.
¡Cómo entender entonces el aire en desbandada,
o de dónde emergía la oscuridad, la lluvia
que arruinó, de repente, los campos que habitábamos!
.

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.