De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

lunes, julio 19, 2010

Dos poemas para Agosto





.


.



.





Bienvenidos

Bienvenidos, niños de todo el mundo
que acabáis de nacer:
Los enfermos aun desde el vientre materno
y los bienaventurados nacidos en el Norte
Los hijos del poder
y los elegidos por la miseria
Los desterrados de su propia tierra
y los registrados con varios apellidos
los que toman de ambos pechos secos
y los que duermen hartos.
Los que apenas durarán un bombardeo
(y los que tendrán tiempo de arrepentirse
de haberlos ordenado)
Sed todos bienvenidos, hijos míos
porque a todos os hice iguales, libres
y me he empleado a fondo.
Perdonad que me ausente;
me encuentro muy cansado.


¡Ojo!

¡Ojo!: Poema

.

18 Comments:

Blogger Ventana indiscreta said...

Una ve a ese gorrión molinero macho (se nota porque tiene la máscara y el babero negros) encima del desmochado álamo y no piensa en jilgueros, piensa en la miga de pan a por la que se va lanzar.

Y tú, mientras, sin máscara, nos lanzas una radiografía infantil que, ojo, aunque suene a poema no deja de ser una necesaria bofetada.
Una bofetada poética, llamémosla, una bofetada sin dramatismos donde la ironía y, hasta casi la sonrisa, aparecen:

y me he empleado a fondo.

¡Ojo!, verdad.

6:57 a. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias por la lección de ornitología. Definitivamente no conseguiré una fotografía de jilgueros en la vida :-)

Y... efectivamente has dado en la clave del clavo.

Independientemente de su forma: amable, cómica, irónica, agresiva etc, el poema provoca, enamora, revuelve las tripas, hace pensar, te implica y te concierne. Todo poema entraña un riesgo (o debe hacerlo) no solo para quien lo escribe, sino también para el que lo lee.

De ahí el segundo poema en el cual, preferí la ambivalencia del "¡Ojo!" -no sé si en otras latitudes se usa esta expresión para avisar de un peligro- a una palabra más explícita, por ejemplo "Precaución".

También evité esa especie de emoticón que formarían las dos "oos" de "OjO" en mayúscula y la jota minúscula en medio (una especie de cara), que seguramente hubiera dispersado el mensaje.

Y el mensaje provenía del primer poema, en el que detrás de un lenguaje religiosamente amable (incluso bíblico) late un mensaje contradictorio y no sé si perturbador. Al menos eso es lo que se ha intentado.

Decía Lezama Lima que "antes de sacarse los versos del alma hay que sacarse el alma del culo" y yo lo interpreto como que más allá del poema cotidiano y las palabras edulcoradas, está la angústia de lo que no entendemos y la de quienes lo sufren sin poder evitarlo.

Un beso, querida amiga.

12:59 p. m.  
Blogger Aaoiue said...

¿Te refieres a aquel dios del que habló Pascal en su apuesta?

Siempre me resultó tremendamente desconcertante que un ateo fuera... practicante, y perdón por el ripio. Es decir, siempre me resultó desconcertante la cantidad de energía que se aplica en hablar mal de lo que no se cree o no se da por válido.

Tu exposición, dejando de lado la maestría con el lenguaje, que no es poco, falla (pienso) por donde pienso que falla la apuesta de Pascal, de matemático trilero: parte de un juicio de intenciones que seguramente o probablemente es erróneo. Y si no lo es, lo honesto y lo justo siempre será dudar. En fin, que no me ha gustado. Y lo siento, pero como seguramente las opiniones a favor de tu exposición van a ser abrumadoramente numerosas -ya las veo venir en eufóricas hordas- aunque me quedara mas sola que la una ante ellas, seguiría en pie diciendo "eso no solo no es verdad sino que es mentira".

Ahí te dejo mi amistad y mis deseos de que no pases muchas calores.

6:13 a. m.  
Blogger manolotel said...

Yo pienso que a partir del enigma que dio origen a las religiones, se creó una visualización del misterio a la medida del entendimiento humano. De ahí nació el concepto de la divinidad como ente concreto, dotado de realidad y de influencia en las vidas de las personas.

Yo hablo, y creo que es legítimo (como hay quien habla de la patria solo para negarla) desde ese concepto instalado en el inconsciente a través de siglos de imprimación religiosa.

Y eso a pesar de que no solo no tengo una opinión al respecto sino que incluso plantearlo como problema ya me parece irrelevante. A mi modo de ver hay tres estados de conciencia sobre esto: Creer. No creer. Dudar. A ninguno de ellos, creo yo, se llega mediante un planteamiento empírico, o, filosófico sino a través de la incierta intuición o, el mucho más simple -pero igualmente incierto- criterio de autoridad (padres, profesores etc).

Y esto no es en absoluto un pensamiento nihilista o pesimista.

Creo, apasionadamente, que la vida es importante por si misma y uno la vive y actúa independientemente de que haya (o, no) un Dios al que reportarlo.

Que la capacidad para elegir de acuerdo a unos valores fundamentales (la verdad, la bondad, el amor al prójimo...) generados a lo largo de millones de años de evolución es lo que nos distingue como especie.

Que comprender cual es nuestro lugar en el Universo da sentido a nuestra existencia y que el Paraiso -este mundo único y maravilloso- nos lo estamos cargando por no entender todo lo anterior.

Si eso no es creer, que venga Dios -perdón- y lo vea.

Respecto a los comentarios, creo que hasta ahora han venido siendo sinceros pero respetuosos y aunque este aspecto del poema al que te has referido es importante, espero que no sea lo único de lo que comentar.

Y hablando de creer: creo en esa amistad con la que me honras, que hace que, a pesar de mis "increencias" me aprecies tanto como yo te aprecio a ti.

Un beso grande.

6:53 p. m.  
Blogger NáN said...

Muchas veces se me ha acusado, Aaoiue, y creo que en falso, de pertenecer a hordas. Lo que te aseguro es que el poema no me deja eufórico. Me entristecen y me enrabian todas las verdades que contiene.

No quiero extenderme en las religiones, que han justificado y dado por válido este estado de cosas, dejando la retribución y la ventaja de los desvalidos para otra vida.

Hablo de Dios como concepto cultural, que es lo más que puedo tener de él, y con todo el derecho por las veces que las religiones han querido criticar mi pensamiento autónomo basándose en ese dios.

No sé si Manolotel cree en ese Dios y, con todo el derecho, le echa en cara el mundo que ha creado. O si lo usa críticamente. Pero sí sé que su poema llega, que está transmitido en el lenguaje que lo hace eficaz. Que es un gran poema.

Y que el segundo, que funcionaría perfectamente solo, cobra un sentido concreto puesto después del primero.

A ti no te gusta. Y me parece bien. Pero cumples la regla histórica de defender a tu dios atacando. Es una de las lacras de las religiones, de la que os es muy difícil salir. Es la lacra que crea agresividad en los que no creemos y somos atacados.

Te lo aseguro, estoy encantado con los dos poemas, pero ni pertenezco a una horda ni estoy eufórico.

7:16 a. m.  
Blogger Shandy said...

Si Dios creó al hombre a su imagen y semejanza (hipótesis o metáfora), los hombres diseñaron también a Dios y a los dioses a su imagen y semejanza, es decir, los modelaron a la medida de sus necesidades (espirituales, económicas, políticas…). Dios y dioses significan poder, y el ser humano lo utilizó en nombre de Aquel y de aquellos para hacer el Bien y también el Mal ( a pesar de estar advertido: “No utilizarás el nombre de Dios en vano”). Aunque soy atea y la eternidad la entiendo como palabra para dioses propuesta por hombres terrenales, todas las creencias que puedan ser útiles para que el ser humano sea más feliz y menos desgraciado me parecen buenas y respetables, siempre y cuando no se impongan a los demás como Verdad. Y siendo creyente o no, el tema me atañe por cuanto es importante en mi cultura y condiciona mi manera de ver y entender el mundo que me rodea. Pero con dios o dioses o sin ellos, somos responsables de lo que ocurre en nuestro Terrenal- Paraíso-Infierno-Purgatorio-Limbo. Todos a los que se nos da la oportunidad de recorrer unos cuantos Km pasamos –o pasaremos- por los distintos lugares, aunque cierto es que unos más que otros que sólo sobreviven en un infierno, o agonizan en vida en un purgatorio, o mueren en el Limbo de los inocentes antes de vivir y siempre condenados no por dios, sino por sus semejantes.
El poema me gusta, forma y contenido, aunque sí me resulta incómodo, porque me hace sentir, no culpable, pero sí responsable.
El tono de los versos final, de displicente ironía –“Perdonad que me ausente, me encuentro muy cansado”- me hace sonreír y me suscita la pregunta:
- Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
No sé que respuesta podría haber dado Dios. Se me ocurre que, con cierta coherencia, podría decir: Tú, hombre, me has hecho a la medida de tus sueños y tus deseos, tú has puesto palabras en mi boca. Y en todo caso, de existir, querido hombre, yo soy el que soy y mi reino no es de este mundo. ¡Ojo!

No sé si me fui por los cerros de Úbeda o de Valparaíso, pero el texto y los comentarios han suscitado esta reflexión. No se me mosquee nadie, que entonces me comen los demonios y lo de exorcizarme lo llevo mal.
Manolotel, un fuerte abrazo de terrenal atea que lucha por mantener la fe de los escépticos en este mundo. Del otro, no doy fe.

2:08 a. m.  
Blogger Shandy said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:08 a. m.  
Blogger Shandy said...

Por razones que no llego a entender, mi comentario se multiplicó, cual milagro de lo spanes y los peces. Esa es la rzón de que los haya suprimido. Mil perdones.

2:12 a. m.  
Blogger manolotel said...

Querido Nán: Ni creo ni dejo de creer. Me pasa igual que con los fenómenos paranormales. No me consta.

Lo que si me consta es la fé de algunos creyentes que yo respeto, lo cual no me impide oir lo que ellos no quieren ver: el llanto y el dolor de la injusticia (no divina, que ahí está el poema, sino humana).

He querido entender el adjetivo "horda" de Aaoiue en una de sus acepciones menos agresiva: la de "indisciplinado"; que no se subordina a los preceptos generales (en este caso a los religiosos). Mentalmente he rechazado otras variantes que recordaban demasiado a aquello de "las hordas marxistas", de tan triste recuerdo, porque me consta el caracter democrático de la autora del comentario. Hace escasamente unos días he recibido el expediente de depuración de mi padre, Maestro Nacional, en el que acusándole de ateo se le separó del servicio durante veinte años. Estoy seguro de que mi amiga no se identifica con aquellas prácticas por más que se haya sentido herida en su Fé y utilizado un adjetivo poco apropiado.

Efectivamente el segundo poema funciona bien solo, pero la referencia del anterior le dota de una mejor visibilidad y en cierto modo confirma, como dices, su eficacia.

Gracias por tu comentario, en este caso positivo, que agradezco igual que he agradecido tu sinceridad cuando en otros poemas anteriores y con la misma moderación has expresado tus disconformidades.

Un fuerte abrazo, amigo.

12:08 p. m.  
Blogger manolotel said...

Mi filosófica amiga Shandy:

Nada de cerros de Úbeda. Efectivamente, creer en Dios no nos exhime de la responsabilidad compartida sobre lo que se hace mal en este mundo. En todo caso debería servir para intentar mejorar cada día un poco más, luchando entre otras cosas, contra las trabas de la resignación.

Los versos finales deben llegar (no sé hasta que punto se ha logrado) a la inteligencia pero también a la sensibilidad del lector. De cualquier lector. A unos desde una perspectiva y a otros desde la contraria. Yo creo que precisamente en la dificultad de escoger las palabras está la posibilidad y el riesgo del poema. Ese riesgo del que habla el segundo poema para Agosto.

Por cierto, Agosto, mes que espero sea viajero, lo cual me impediría escribir y de ahí el título del post.

Un beso grande.

12:51 p. m.  
Blogger NáN said...

Como tú lo dices, está muy bien dicho.

Abrazos a todos.

5:06 p. m.  
Blogger Aaoiue said...

Lo dicho, más sola que la una. En fin, pues eso, buen verano.

6:17 a. m.  
Blogger Reyes said...

Hola Manolotel, gracias por lo que me has dejado dicho en el blog, lo cierto es que hay ocasiones en que leer cosas así que desdramatizan y acercan los normales sentimientos de frustración ante la tarea de escribir , vale un imperio por el momento anímico o por lo que sea.
Así que gracias por ser tan amable y bienvenido a mi vida , literaria o no .
Precioso poema éste .
Ya seguiremos, yo también estoy (hoy ) muy cansada .
Besos.

8:58 p. m.  
Blogger manolotel said...

Creo que casi todos los que nos entretenemos poniendo unas palabras detrás de otras, en algún momento pasamos por esa sequía esteril y frustrante. En mí, particularmente se suele dar con cierta frecuencia y siempre creo que es definitivo.

Precisamente por eso comprendí lo que expresabas en tu blog en cuanto lo leí.

Como te decía (y es mi modesta experiencia) un buen día las palabras retornan y es la hora de seguirles la corriente. Sin dramas, sin rencores. Ellas, las palabras, ya sabes, son así y nos tratan como nos tratan. :-)

Me alegro de haber contribuido a que lo tomes con naturalidad.

Descansa, Reyes. Un abrazo.

10:42 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

Dios… ¿qué Dios? ¿Y no será que Dios es el clavo ardiendo al que agarrarse con el fin de justificar lo injustificable? ¿El tapón para nuestros escapes mentales? ¿El gancho para colgar los tasajos que nos pingan del alma tras nuestras correrías y que tanto nos afean? Yo no creo que Dios nos crease a su imagen y semejanza, si no que en realidad somos nosotros los que le creamos a Él a la nuestra. Si fuese lo primero el mundo sería de otra manera. A las pruebas me remito.
Siento llevar la contraria a Aaoiue, pero el poema me parece certero en todos sus aspectos, le sienta muy bien ese punto irónico que tan bien sabes dejar en tus poemas y que siempre nos deja pensando y pensando…

Con “Ojo” te has superado. ¡Hay que ver qué cosas se te ocurren!... lo que decía… pensando y pensando…

Mi verano 2010 está siendo para requeteolvidar, espero que el tuyo vaya mucho mejor.

Besos

5:32 p. m.  
Blogger manolotel said...

El mio, querida amiga, ha tenido de todo, momentos para olvidar como dices y dias de gozo. Y sobre todo un verano de poca escritura. En fin...

Este poema, que creo que conocías, tiene, como todos, más de una lectura. A mi, como lector, se me ocurre que podría ser también un pretexto de rebeldía frente a la resignación que toda religión justifica. Pero no sé si es eso exactamente. Lo que si sé es que me hace feliz leer tu comentario.

Desconozco los motivos de este veranus horribile tuyo pero estoy seguro de que todo se arreglará pronto.

Un beso enorme y ya sabes donde me tienes para lo que haga falta.

6:13 p. m.  
Blogger Alfredo J. Ramos said...

Los leo ya en septiembre, los dos poemas, y los ricos comentarios que de ellos brotan, y ganas me dan de entrar a conversar, al trapo de temas no sé si divinos pero sin duda eternos, sin olvidarme el or(t)o de Lezama, tan rico en sugerencias... No lo haré, que ando azacaneado y esta droga de internet me amenaza con la sobredosis. Pero voy volviendo por donde solía, guiado por la luz y los afectos, y no quería pasar por aquí sin saludar. Un abrazo, amigo (que extiendo a la selecta y querida concurrencia, Ventana, Shandy, Luisa, Aaoiue, NáN...; no, si al final, va a ser verdad lo de la horda...)

12:28 p. m.  
Blogger manolotel said...

Lo de Lezama fue un hallazgo que le venía bien a este poema ciertamente descarnado aunque no demasiado divino.

Respecto al debate, considero un sanísimo ejercicio intelectual discutir incluso cuando se hace contra una pared tan alta como es la de la fe. Nos pone frente a nuestras limitaciones.

Si, todos vamos un poco atrasados, supongo que es la pereza del comienzo de curso. Es un placer leer, ya lo sabes, tus insobornables comentarios y la amabilidad que los acompaña.

A ver si con los esperados fríos me "incorporo" (teniendo la horizontalidad como simbolo de mi vaguería) de nuevo al tajo literario.

Gracias, amigo. Un abrazo

12:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.