De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

martes, abril 20, 2010

El mundo en el mando
















Con el mando a distancia entró una Era
prodigiosa y fecunda. En el oscuro
prisma alargado se veía el futuro
tal cual Arthur C. Clarke lo describiera.

Nada de cables; la libertad somera
era ahora total a su conjuro.
El mundo a solo un mando puro y duro
para abrirlo o cerrarlo a tu manera.

Ya que el aire transmite los sonidos.
la luz, o, la humedad, o, el miedo arcano
¿porqué no... tus canales preferidos?

Alguien lo supo hacer. Yo lo celebro.
Pero... ¡aún se precisa de la mano!
Pronto lo implantarán en el cerebro.

Etiquetas: ,

27 Comments:

Blogger Merce said...

:)

y luego llegarán las margaritas mecidas por el viento...

biquiños.

6:18 p. m.  
Blogger alicia said...

Qué bueno! Eres el Quevedo de la era digital :o)
Un placer reencontrarte, en serio

8:06 p. m.  
Blogger Amando Carabias María said...

Esperemos que no lo consigan. Como lo hagan va a ver muchas zancadillas entre las neuronas, y es previsible hasta un cortocircuito.

10:03 p. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Bueno, amigo, veo que te has decidido a continuar dejando rastros en estos caminos andados... y por andar. Y aunque sea un poema, quizá, de circunstancia, se observa en él tu agudeza y buen pulso. Ansioso, como soy, ya aguardo más.

Un abrazo.

6:29 a. m.  
Blogger Damián Páramo said...

El mando a distancia tiene el prodigio de hacernos retroceder en lo andado. En sentido literal, me refiero. Abogo más por andar sin mando y sentir los cambios que alrededor se convocan.

Entre en su blog por eso que yo llano azar distinguido: una vereda y un camino se entienden entre sí aunque prefiero aquella.

Y vaya, buena disposición poética encuentro en este camino donde el humor también tiene cabida buena elaboración.


El mando en el cerebro no lo celebro. Supongo que será voluntario.

1:04 p. m.  
Blogger Marian Raméntol Serratosa said...

Si pactamos con la palabra, todo es ponerse, aunque soy versolibrista consagrada, también hice mis pinitos con los sonetos, que por cierto me salieron bastante encorsetados, este, por el contrario, me ha parecido muy actual! Felicidades.

Ahora te toca probar con la sextina!

Un abrazote
Marian

4:13 p. m.  
Blogger mi nombre es alma said...

Creo que algunos ya lo tienen implantado y sino lo tienen, lo disimulan muy bien.

Saludos

10:24 p. m.  
Blogger manolotel said...

Estimada Merce, las margaritas salieron movidas por el viento y... desenfocadas. De todas maneras el que quiera ver margaritas en todo su esplendor solo tiene que ir hasta tu blog donde verá además fotos que son hermosas postales plenas de color y fantasía.

Besos para ti a manta.

9:37 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Distancia está al borde del milímetro,
sujeta con garra el ordeno y mando;
con sus orejeras le importa un mango
lo analógico que vaya de retro.



Dicen que Distancia era una dama. A quien más echaba de menos era a Cerca, un caballero mudo que, al no poderla llamar, hacía lo posible por revolverse en altura y que ella lo viese.
Un caballero inglés, también mudo pero más hábil con las manos, decidió que las revueltas no eran lo suyo y que la contorsión más recta es la línea. Con poca voz dijo: 'Enter'; Distancia pronunció en sus brazos: 'OK'.

10:10 a. m.  
Blogger manolotel said...

Favor me haces Alicia, mas, ingrato,
que en la comparación salgo más cojo
que Aquel Insigne en el que has puesto el ojo
por más que digital sea tu retrato.

No es que no te agradezca tan buen trato
pues es para imitarlo que me arrojo
mirando, en tanto escribo, de reojo
aunque luego me salga un garabato.

Por eso, aunque te admito la alabanza
no me da para tanto confianza
y de mi escaloncito no me muevo.

Sin embargo te digo por lo bajo
que en su otra dimensión no me rebajo:
A veces surge en mi el genial Quebebo.

Y si bien en sonetos no me achanto,
brillar cual D. Francisco... !tanto, tanto...!

Pues como que no. :-) Un beso.

11:37 a. m.  
Blogger manolotel said...

Totalmente de acuerdo, Amando. Pero no estoy tan seguro de que no estén ensayandolo; y no precisamente con finalidad médica.

Un abrazo.

11:41 a. m.  
Blogger manolotel said...

No sé Antonio. Quizás, como dices, más por jugar un poco que otra cosa. Como digo, el amigo Alias, que me ha recordado aquellos juegos perversos de nuestro foro... aquellas interacciones. Pero todavía mme cuesta un poco navegar.

Un abrazo.

11:48 a. m.  
Blogger manolotel said...

Da gusto encontrar caminantes tan bien dispuestos para el dialogo y la poesía, amigo Damián.

Y un placer la coincidencia también en las consideraciones; porque, si bien es cierto que, en teoría, el mando responde a nuestra voluntad, la triste realidad es que, generalmente, somos nosotros los que acabamos siendo esclavos de él.

Un abrazo.

12:01 p. m.  
Blogger manolotel said...

Mi estimada Marian, en realidad el corsé de la rima y el ritmo es al mismo tiempo una muleta en la que apoyarse. Es más dificil volar como vienes haciendo tú con el único sostén de las palabras bajo tus alas.

Un besote.

12:06 p. m.  
Blogger manolotel said...

Si lo dices por el contexto político, hay que reconocer que llevas toda la razón. Demasiada sumisión al aparato. Claro que en el otro extremo, el que haya demasiadas opiniones lo que genera es ruido más que otra cosa. No tenemos término medio, me parece.

Un beso.

12:18 p. m.  
Blogger manolotel said...

No cabe duelo justo entre Cerca y Distancia, querida amiga Sofía. Hoy por hoy Distancia digital gana... Salvo en los escasos dominios de la cama.

Creo que queda clara la moraleja de tu estilizado, tecno-lógico y bien armado cuento: Lo más recto es "Enter" sobre todo cuando lo que se busca es "Ok". A pesar de esto, para algunos "Cercas" y algunas "Distancias", el laberinto es casi tan importante como la propia salida y sus dominios. Que no sé si es el caso.

Un beso fuerte.

12:50 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

¡Qué buenos recuerdos me trae tu soneto!... me entran ganas de entrar al trapo jejeje

Siempre me maravilló esa magia tuya en la que lo más insustancial del mundo se transforma de tu mano en purito arte... y no me digas que no... porque lo que dices nunca es banal y por el contrario siempre tiene un poso que atrapa verdades como puños.

Sr. Mago, un placer enorme.

9:15 a. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias, querida amiga Luisa. Tus sonetos tampoco se quedan atrás. Esas cosas no se olvidan, aunque, sí que se pierde un poco de práctica. Lo que procuramos es no perder el buen humor, por aquello de "A mal tiempo, buena cara" y que se joda la crisis económica esa.

Y si te apetece entrar al trapo, pues, ¡estupendo!. Estás en tu casa. Este lector y los visitantes que pasen por aquí, estoy seguro de que disfrutaremos mucho.

Un beso fuerte.

8:31 p. m.  
Blogger lUIS mARIANO said...

Todos Ustedes están equivocados. Perdónenme la humildad. La prueba está en que mis circuitos se estropean cada vez que me soprende un chubasco. Me ocurre por andar siempre con los cables “pelones”, al aire; y eso que soy uno de los modelos más recientes. Lo más seguro es que no hayan leído bien el instructivo antes de ponerme en marcha. Quizá algún diagrama que no interpretaron correctamente. Las partes oxidadas no son problema, basta un poco de aceite de oliva, lo malo es el olor cuando se vuelve rancio. Soy un apócrifo Quevedo a un pequeño chip pegado. Tengo 250 GB de memoria, suficiente para un millón de sonetos palindrómicos, con la salvedad de que yo me valgo de palabroides para conformarlos. De modo que, tengo la autoridad moral para aseverar lo siguiente: el soneto está perfectamente acorde con la realidad. Palabra de zombie.

Saludos a todas las localidades

5:15 p. m.  
Blogger manolotel said...

Por lo que veo es usted un mando que manda. Además sus circuitos están funcionando perfectamente, los cables pelones no afectan (salvo que sean los propios pelones los que lo usen). El problema puede ser que esté trabajando según el libro de instrucciones del Sr. Quebebo (que es como Lope de Vega le llamaba por razones que no es necesario describir).

Gracias por el buen humor y el comentario.

Un abrazo que llegue hasta tu Mexico, amigo Alias.

10:34 p. m.  
Blogger Shandy said...

Me gusta la jocosa ironía de un soneto a una Era fecunda y de libertad somera. Menos mal que aún se precisa la picardía y la habilidad de una mano, sobre todo para arrebartarle el mangoneo del mando al otro. Cables no, pero enredos y zipizapes por el zapeo ha traído. Y en cuanto a la libertad, te diré que me toca las cuernas, con lo fácil que es darle a un sólo botón! y ahora casi tienes que hacer un curso para manejar tanto estaribel de mandos TV, DVD, CD y Menús.
En cuanto al implante en el cerebro... uuff, hay ya muchos con el mando en el mundo, a distancia y sin cables, y muchas ovejas. Mejor seguir siendo un poco cabras, que tiran más al monte y son menos obedientes.
Yo celebro este soneto y tu vuelta.
Besos

6:03 p. m.  
Blogger manolotel said...

Y yo celebro tu paso por este espacio compartido de amistad y afición a la escritura.

Es cierto que hay demasiados mandos al alcance de la mano que consiguen darnos algún que otro dolor de cabeza pero también algunos manejados desde algún despacho en el País de Muy Muy Lejano que causan dolores más serios en el mundo.

Y estoy de acuerdo también en que es mejor no hacer caso a los que nos quieren teledirigir y tomarnos estas cosas con un poco de humor.

Un besote.

12:49 a. m.  
Blogger Alfredo J. Ramos said...

Como diría don Mendo (que ahora está, también él, en un Canal), quizás la perversión mayor del invento, su auténtica condición diabólica (de diábolo que se arroja al albur del aire), es la autosugestión de creer que ¡en el mando manda Menda!, cuando, si bien se mira, la de mindundis inmundos (o casi) es la más frecuentada condición del televidente (desde luego, la abrumadoramente mayoritaria: audiencias mandan). Por otro lado, y sin necesidad de traer a colación obvia (o, al menos, por alusiones) al Gran Hermano orwelliano (la maldad real del engendro homónimominoso supera las peores pesadillas: tiene otra dimensión), hace tiempo, me parece, que el mando está instalado en los cerebros, incluso los ha sustituido. Yo, de momento y hasta que no cambie de canal, celebro tu vuelta, amigo, y este soneto algo más que meramente ingenioso y con un toquecillo borgiano que ennoblece su ser de circunstancias (al fin y al cabo, qué no lo es). Un abrazo.

11:45 a. m.  
Blogger manolotel said...

Pues , sí, amigo Alfredo, la cosa tiene su miga y el prisma, como todos tiene varias facetas, todas ellas con su enjundia, incluida éstas que sugieres entre paronomasias y otros inteligentes efectos.

El problema, como es lógico, no es la tecnología, contra la cual no tengo nada, sino su dictadura intelectual que hace que cualquier cacharro que sale al mercado como un invento definitivo, en realidad tiene una vida limitada y poco intercambiable con los estándares anteriores. Todo en función del consumo.

Como decía Shandy, cuando por fin hemos aprendido a manejar el mando del DVD aparece otro chisme con nueva jerga técnica, nuevos conectores, distinto transformador etc, todo ello material fungible hasta el próximo año durante el cual se vuelve a repetir el ciclo.

Lo mismo ocurre con los programas informáticos que actualizamos una y otra vez hasta que todos los datos que teníamos almacenados en los distintos soportes son indescifrables para ellos. Lo que sí hacen estos programas cada vez mejor es, como apuntabas,controlar nuestros gustos, usos entorno y economía en un medio, internet, en el cual somos menos anónimos que nunca para ese ojo que nos mira (que no es el de Machado) (o, si).

Adoro la bicicleta que aún sigue funcionando con dos ruedas, manillar, sillin y freno (y esa cadena que se salía a las primeras de cambio.

Un abrazo fuerte, amigo

9:29 p. m.  
Blogger NáN said...

Espléndido soneto de este objeto, Manolotel. Espero que el final sea, como lo anterior, ironía; no una señal de vagancia extrema. Además, ¿te imaginas un sofá ocupado por mandos trasplantados, cambiando de canal cada uno cuando quisiera? El Caos Doméstico estaría servido.

12:23 p. m.  
Blogger manolotel said...

Estaría bien, amigo Nán, eso de los mandos mandando por su cuenta ;-)

Por supuesto que todo es un juego irónico sobre este artilugio y por analogía, también otros mandos que se pulsan desde algún despacho para cambiarnos de "canal".

Un abrazo amigo.

9:29 p. m.  
Blogger Merce said...

;)

5:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.