De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

martes, mayo 04, 2010

Por ser vos quien sois


.

.

.

.

.

.

Cocino para vos. Pongo la mesa
procurando cambiar alguna cosa
y, cuando recogemos los cubiertos usados,
mientras que vos revisas
el correo en Internet,
hago un poco de té, para los dos (Té verde.
Antes solía ponerle unas hojas de menta).
Eres vos quien lo sirve. Después, acomodados,
dedicamos un tiempo a lo de siempre.
Vos a la teleserie que te tiene enganchada.
Yo a un programa de humor de ambiente progre.
Después salimos al paseo de la tarde
-la Nina no perdona ese momento-
y hablamos (vos más que yo, mi amor) de nuestras cosas.
Para cenar, lo hacemos cada cual según gustos:
Vos un menú de dieta, yo unas tapas surtidas
Luego algo de distracción, algo de sueño
y a la cama (aunque siempre vos primero).
Este es un día cualquiera. Mas lo bueno
es que estás vos. Cuando te marchas,
el tiempo que no estás no cuenta, es raro
que se mueva la aguja del reloj
hasta que vuelves.

Foto: Pontevedra

34 Comments:

Blogger Merce said...

"el tiempo que no estas no cuenta"

eso es realmente intenso, pleno, un todo que se puede volver en contra, y sin embargo aun a sabiendas, ese tiempo, no cuenta.

bonita Pontevedra, es una ciudad muy muy bonita y para muchos una gran desconocida.

biquiños :)

5:55 p. m.  
Blogger alicia said...

Es la vida que pasa discretamente entre nuestros dedos mientras cumplimos rituales. De vez en cuando hay que detenerse y observar qué nos anima en cada acto, qué hay de bello en ese té, en ese paseo.
Me alegra volver a leerte

5:59 p. m.  
Blogger Isabel said...

A estas alturas de mi vida, me encanta ese tipo de amor más que cualquier otro. Un abrazo.
http://senderosintrincados.blogspot.com

7:46 p. m.  
Blogger manolotel said...

Supongo que hablando de amor, estimada Merce, todo puede volverse en contra: la relajación que da la seguridad, el peligro de la precariedad...

En este caso, el poema solo plantea un momento preciso en el tiempo.

Pontevedra tiene un centro histórico que es precioso.

Un beso, amiga

11:26 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias, Alicia. Tal vez lo simple tenga esa intima propiedad de transcender cuando se manifiesta a través del ritual.

A mi también me alegra saberte por aquí.

Un besote.

11:50 p. m.  
Blogger manolotel said...

Yo creo Isabel que ni hay dos amores iguales, ni dos momentos del amor que se parezcan. La unica garantia de idoneidad es que esté sucediendo de la forma que sea.

Un beso querida amiga.

12:07 a. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

Pues es una rutina encantadora, a la que estoy segura se apuntaría más de uno o una hartos de tener demasiadas "diversiones" y sobresaltos en su día a día.

Te quedó de lujo, mi amigo.

Un besito.

1:58 a. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Manolotel, como de costumbre, el poema me encanta; aunque eso del "vos" no lo he acabado de entender demasiado bien. De hecho, segun leía, y antes de llegar al final, no sabía si el poema era tuyo o lo habías rescatado de algún poeta argentino o sudamericano. Entiendo que emplear la forma "vos" en lugar del "tú", más natural y lógico por estas tierras, debe de ser para ensalzar aún más la naturaleza de la persona amada. Y, en ese caso, tendría alguna explicación, aunque creo que el poema no perdería ni un ápice de fuerza y belleza con el empleo de la forma pronominal propia de estos lares.

Un abrazo.

7:35 a. m.  
Blogger manolotel said...

Pues sí, querida amiga, un poco de rutina, es necesaria como argamasa del vivir cotidiano, aunque imagino que también es necesaria la sorpresa y algunas cosas más de las que no se habla.

En fin, un poema o... algo parecido, que ya es mucho entre tanto ruido mediático.

Un beso.

7:57 a. m.  
Blogger manolotel said...

Estimado Antonio, no se trata de un vos argentino. Si te das cuenta la forma pronominal no está usada con el tiempo verbal a la manera que lo hacen ellos. Es una especie de mezcla.

En realidad, el título es una frase que pertenece a una oración del antiguo catecismo de esas que nos abligaban a aprendernos de memoria. Ese vos inspira no tanto respeto sino devoción y utilizarlo, ha sido una manera de subrayar el sentido del poema.

Pero también se trata de un recurso estilistico que trata de sorprender un poco y darle esa originalidad a la que tenemos que recurrir los que, al menos en este momento, carecemos de tu extraordinaria inspiración para lo sencillo y necesitamos complicar un poco las cosas :-)

Te agradezco esa lectura sincera que me ayuda a comprender cuanto me sobra todavía para llegar a la pureza del poema.

Un abrazo, amigo.

8:30 a. m.  
Blogger Alfredo J. Ramos said...

Claro, claro, es una cita expresa de la Salve (que, independientemente de su sentido original, es un texto de gran belleza, traducción de la Salve Regina, lleno de "vida y dulzura", de "ojos misericordiosos", de "valle de lágrimas": en realidad, un fino hilado de piropos y de peticiones amorosas, así como un canto de destierro ).

Y me parece que es precisamente ese vos, tan respetuoso y enfático como a la vez íntimo (con un uso también propio de las viejas cantigas y de la retórica trovadoril), lo que le da a esta descripción de cierta rutina de la vida en pareja su verdadera "solemnidad", es decir, la verdadera importancia que tiene en la vida de quien desgrana los hechos de cada día como una letanía que vuelve "sagrado" (trascendente, en el mismo sentido que los veían Eliade o Bataille, si se me perdona la pedantontería) cada uno de esos instantes. Y sin olvidar, por supuesto, la ironía, que aquí es más bien un gesto de elegancia. Me ha encantado.

Me parece, además, que no es difícil identificar citas más o menos expresas en los hábitos televidentes (los tiempos revueltos, quizás lo nuevo de Flo...).

Me asalta, sin embargo, la duda respecto a por qué todo esta ilustrado con la imagen de Pontevedra: ¿una alusión privada? ¿algún guiño oculto? ¿mera corresponencia visual?

Ea pues, señor, apiádese de nosotros y desvele el fondo de la trama...


Un abrazo.

2:03 p. m.  
Blogger manolotel said...

No hay nada como un amigo para bieninterpretar un batiburrillo como este. Gracias, Alfredo, por ennoblecer con tu comentario este ejercicio un poco romanticón que le debe más a la añoranza que al trabajo.

Aciertas en casi todo lo que supones y por eso te develaré el enigma de la foto.

Ultimamente me he empezado a interesar un poco más por lo gallego.

Es un guiño, digamos, múltiple

En primer lugar dedicado a algunos amigos y amigas del blog que tienen raices en esa Comunidad (y no quiero mirar a nadie). Luego para un familiar muy cercano que ha elegido compañía y residencia en esa bella ciudad y aunque no suele leer este blog porque es más bien de ciencias, la foto puede que le recuerde algo. Y finalmente porque efectivamente hay conexión entre lo que está (aunque no se vea) en la foto y lo que está (aunque no se exprese) en el poema. Y hasta aquí puedo leer :-)

Un abrazo fuerte.

11:15 p. m.  
Blogger Aaoiue said...

Tus poemas siempre tienen ese aroma de aquello a lo que Schubert remetía cuando dijo "El momento es supremo". Me pareció hasta ver el humito del té.

2:31 p. m.  
Blogger manolotel said...

Desde luego que sí, Marta. Coincido con Schubert en eso y, por supuesto, en su música, que por cierto acompaña algunos de esos momentos.

Pienso, que ritualizar situaciones como esta del té que mencionas, (no hace falta llegar a la sofisticación del chanoyu japonés), añade (o, esa es mi percepción) un plus de paz y armonía espiritual.

Un beso, mi estimada amiga.

5:40 p. m.  
Blogger Tinta de aterrizaje said...

Leemos los poemas, casi siempre, en voz oculta.
Pero los poemas, cada poema, tiene su volumen prefijado (tampoco me quiero extender en la idea, pero yo me entiendo).
Para mí el buen poema es el que entraña susurro o medio volumen; como éste tuyo.
Su medio volumen me amansa el oído, la cotidianeidad se acaba convirtiendo en mansa o te destruye.
En este caso, hay amor y tiempo por delante ( y por detrás).

2:30 p. m.  
Blogger Damián Páramo said...

Ciertamente este poema tiene ese tránsito por lo cotidiano. Es como esos caminos que recorreríamos a ciegas por saberlos de sobra. Cada detalle de nuestra permanencia por el hogar se reviste de huellas que dichas así las engrandecen. O simplemente nos alerta aún más en ellas.

3:03 p. m.  
Blogger Tempero said...

Tanto el anterior poema como éste me gustaría inscribirlos en lo que a mí me gusta llamar poesía doméstica. Quizá 'Por ser vos quien sois' más doméstico que 'El mundo en el mando'. La pregunta que me hago es si ese tipo de poesía (aunque en realidad yo sólo clasificaría en poemas buenos y malos) admitiría otro registro para ser más 'fiable'. Y entrecomillo fiable porque esta lectura tuya es cómoda y, sobre todo, no tiene aristas, por lo que nos acomodas con sensibilidad a una vida doméstica creíble y entrañable. Claro que habría que aplicar otros registros para observar el resultado.
Vamos, algo así como lo que hizo Raymond Queneau en sus 'Ejercicios de estilo'.


Sin la trinidad del sexo seríamos nenúfares al sol. Una forma de decir que seríamos algo bello y soso. Me confío a ella y respecto a las fotos de los pájaros decirte que cuando se están emparejando es fácil pero siempre requiere cierta naturalidad y ocultación.

Llop te lo recomiendo vívamente, tanto en sus poesías como en sus memorias.

6:58 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

9:46 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Señor mío, Manolotel, poeta y hombre verdadero,
Creador, sin duda, alentador mío,
por ser vos quien sois, bondad indefinida
y porque os leo sobre todas las cosas,
me hierve de todo corazón no haberos atendido,
pero no me pesa que podáis castigarme con las penas del infierno.
Animado con tu divina gracia,
propongo firmemente pecar de más,
confesarme lo justo
y cumplir la penitencia que me fuera impuesta,
para el perdón de mis guasas. Amén.


(Manolotel)

- Elabore cinco poemas y unas tortitas de camarones,
por ser vos quien sos.

9:47 p. m.  
Blogger manolotel said...

Entiendo y creo que sí, Elisa. Posiblemente el poeta, aún inconscientemente, escribe, como el compositor, para un determinado tono de voz. Piano, forte, crescendo...

Cuando -como parece que es este caso- hay sintonía, se produce esa rara comunicación con el lector que uno agradece intimamente porque intuye que de alguna forma el poema ha llegado a puerto.

Muchas gracias amiga. Un beso

9:52 p. m.  
Blogger manolotel said...

Estimado amigo Damian, Uno mira alrededor y ve lo que pasa, pero pocas veces somos conscientes de que formamos parte del paisaje y protagonizamos la historia, por muy pequeña que ésta sea.

Tal vez, como dices, el poema intenta precisamente poner de relieve esas pequeñas cosas que valoran y hacen importante el momento en su conjunto y - añado yo- a quien lo hizo posible.

Gracias por pasar. Un abrazo.

10:30 p. m.  
Blogger manolotel said...

Vete con dios, (o sea conmigo) y peca lo que quieras que sííí que te perdonoo.

Ego te asorbo a sorbo pecadora de la pradera'r y seguiré asorbiendo hasta que las folerpiñas vuelen de sus folercorpiños :-)

En el nombre de yo, de mi otro yo y de mi otrosisimo yo, asin sea.

Un beso obeSofía.

Pd. ¡Me apunto la oración que está muy lograda (y muy merecida... y que dios (o sea yo) me perdone si me quedo corto)!

11:00 p. m.  
Blogger manolotel said...

Amigo Tempero: ¡Usted disimule!. ¡Que me he saltado el orden cronológico, vaya! Me hizo gracia lo de Sofía y le contesté sobre la marcha.

A veces pienso si precisamente lo que escribo no es, en verdad, una y otra vez la misma cosa. A mayor escala por supuesto que el "Dodecaedro" de R. Queneau.

O quizás es peor aún. Y me viene a la memoria a propósito de esto, un programilla que vi en una Web el cual consistía en catorce sonetos cuyos versos uno a uno podían ser intercambiados por los situados en el mismo orden de cualquiera de los otros sonetos. El resultado eran tropecientos sonetos distintos pero con un sentido más bien surrealista, por no decir inconexo, a pesar del buen oficio del autor.

Y gracias, amigo y poeta por tus consejos foto-ornitológicos y literarios.

12:28 a. m.  
Blogger Shandy said...

Vaya, me has sentado en una mecedora, qué apacible resulta la descripción de esas rutinarias escenas. Si ya sabemos, mon amour, deja vu... Pero al mismo tiempo el tono de tus versos consigue trascender y transformar esa doméstica cotidianidad en algo plácido y hasta apetecible.
Trovadoresco el vos, oriental el té verde y potsmoderno el intenert, las series, la dieta y el surtido. No falta ni el detalle de la Nina.
Vamos, que me ha gustado el poema, y no veas lo que me he ilustrado y reído con tus comentaristas, que hilan bien.
Y para confirmar que las rutinas,hasta las menos apacibles, se echan de menos te cuento un sucedido.
Fue en un velatorio de aldea. La viuda, que lloraba cual descosida "carpideira", fue consolada por una vecina:
-Anda,muller, deixa de chorar, que por fin ides descansar ti e mais el (Anda, mujer, deja de llorar, que por fin vais a descansar tú y él).
Y la viuda, suspirando, le respondió:
-Ai, si, muller, razón levas. Pero vaime faltar aquela repugnancia. (Ay, sí, mujer, razón tienes. Pero me va a falta aquella repugnacia)

Tiene tela.

Besos

(Cerca de esa iluminada plaza está La carabela, mítico café. Preciosa la zona vieja de Pontevedra).

11:31 p. m.  
Blogger manolotel said...

Jajaja, muy ácido ese sucedido que nos cuentas, pero completamente creíble en ese carácter concentrado y sabio del lugareño que encuentra las palabras justas (ni una más) para sentenciar una situación sin que parezca que dice nada.

Yo creo (o al menos esa es mi intención) que un poema debe transmitir algo (¡vaya tontería! ¿verdad?), quiero decir que ese sentimiento de "apacibilidad" era la premisa desde la que partía el poema pero luego debía levantar el vuelo. Me anima bastante comprobar que también algo de eso se ha entrevisto.

Sin lectores como vosotros que escudriñáis desde todos los ángulos, incluso los menos evidentes, estos poemas no tendrían demasiado sentido. Gracias Shandy.

Un beso.

12:34 p. m.  
Blogger NáN said...

Has tenido comentarios estupendos que han ayudado a centrar el poema. Solo digo que me ha resultado tierno, sencillo y verdadero. (Quizá te recomiende cena-dieta una vez por semana).

Un gran abrazo

5:52 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias, Nán. Por las dos cosas. Por la mención al poema y por el consejo gastronómico. No porque tenga demasiado sobrepeso en estos momentos (solo un par de kilitos de más) sino porque cuando se cena asiduamente con Epicuro, el cuerpo termina por darnos algún toque de atención. Mejor prevenir, es cierto. Estoy por quitarle el chocolate al loro... :-)

Un gran abrazo, amigo

12:30 p. m.  
Blogger El Aviador Capotado said...

Pues… si no se mueven las agujas del reloj hasta que ella vuelve: Estimado Manolohotel. Querido Gran Muftí. Y, después de la dedicación que le prodigas, tienes que escribirle un poema de alabanzas. La cosa está jodida-aburrida.

Te quiero amigo

Después de sufrir abstinencia de casi todo, salvo los vicios ineludibles, he salido medio indemne de todo y vuelvo a volar. Sí, Manolohotel ¡¡volar!! La muerte me cogerá en el cielo.

Un beso amigo, un beso gordo y sonoro para ti, y otro para nuestro Demiurgo NáN (Joder, somos unos privilegiados, tenemos un amigo Demiurgo de cámara)…besos para NáN.)

Saludos para Antonio del Camino (poeta de verdad)

PD: Para ti la birra que me acompaña y las siguientes.

Dile a Aaouie que la sigo queriendo.

12:10 a. m.  
Blogger manolotel said...

¡Ah, mi icárico amigo!¡Superviviente de la abstinencia!¡Cantor de los espacios abiertos y los sentimientos cerrados! ¡Nómada de la palabra y de los bares de voces y de vida!¡ Poeta de altos vuelos y narrador de historias a flor de tierra!:

¡Yo te saludo, choco la copa con la caña, vino y cerveza, tinto y rubia y brindo por la vieja y siempre renovada amistad!

...Y que desde el Centro del Universo patrio, nuestro amigo el demiurgo (en el sentido platónico) Nán, nos proteja de los Egos rampantes y de los deseos pequeños.

Quedan tus saludos y demás carantoñas para los amigos y amigas comunes y recibe, mi excesivo amigo, un achuchón de éste que te suele echar de mucho menos.

12:47 a. m.  
Blogger lUIS mARIANO said...

Por lo visto llego tarde a esta hermosa crónica de una dulce cotidianidad compartida: la vida en directo. Una sintonía absoluta de sobrentendidos y amorosas cortesías. También yo me fui con la finta al leer ese "vos" y me dije: "¿Manolotel rioplatense?" Sólo hasta que volví al título reparé en el "sois" delator.

Qué bueno que aún nos damos permiso de ponernos románticos.

Abrazo

Alias

3:51 a. m.  
Blogger manolotel said...

Tu visita, estimado amigo, siempre llega en el momento justo y siempre es bienvenida.

Me alegro de que te haya gustado este pequeño homenaje a lo cotidiano que parodiando aquella frase sobre la vida: Es eso que pasa mientras hacemos planes para otra cosa.

Que por cierto, llevas razón, me ha salido un poco romanticoso. Debe ser la Primavera :-)

Gracias amigo, un gran abrazo.

4:03 p. m.  
Blogger mi nombre es alma said...

Como apunta algún otro comentarista, ese el tiempo que no estás no cuenta es un arma de doble filo, pero que hermoso debe ser sentirlo así.

6:37 p. m.  
Blogger manolotel said...

¿Sabes que tienes un nombre muy popular por aquí por Andalucía? Pues, sí. Hablas con cualquiera por la calle y enseguida te dicen "mi arma", por aquí, "mi arma" por allá...

Pues eso, gracias "mi Alma". Estoy de acuerdo contigo en lo del doble filo, pero en algunas circunstancias es inevitable.

Un besote.

10:28 a. m.  
Blogger Premio consuelo para Lucía Folino said...

Cuando se usa el vos no se dice "eres" sino "sos"

6:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.