De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

lunes, abril 13, 2009

Nada definitivo

.
.
.

.


.


.
.


Lo lamentable es que no voy a escribir.
Es lo único claro: la decisión. Las causas
son estúpidas, todas. Lo es desnudarme.
Un cuerpo como este, con su espíritu,
desnudos pierden mucho. No digamos,
si alguien está mirando lo que pongo
sobre el tapete: Nada. Ved. No hay nada.
Ya lo dije, es estúpido. Es decir: las razones
por las que no haré ni un solo garabato.
Otra razón (se puede comprobar; lleva su tiempo):
Me he repetido mucho. A veces demasiado.
En todo caso, mucho. ¿Tú también?¿Vos también?
Da igual. En realidad, no importa. Ya lo dije:
son razones estúpidas. No convencen. Y hay otras
aún más tontas, si queréis. Las ganas
que se van apagando, no pondré la metáfora
pero se entiende bien. Que se van apagando.


Veréis que dejo espacios a modo de silencio. Es
mi manera de decir que no hay respuesta a lo
que estáis pensando: Que no es razón bastante, pero
os dije que era así, son motivos espurios. Nada valen.
Y así son todos. El misterio no existe. No se oculta
lo que se va diciendo. No sabría que ocultar, que pareciese
profundo y sólido. ¿Sólido?... Tal vez, la duda… y no
lo tengo claro. Tampoco es racional, como las otras,
esta imbécil razón de que no escriba.


Estos otros espacios son un whisky que me he servido
para matar un ansia de no sé qué, que tengo. El sexo
de Jalima que se escapó corriendo a su oscuro burdel.
Sour El Ghozlane, donde instalé el teléfono automático
sin que nadie llamase porque no se ponía la operadora.
La tarde en Ashgabat sus tejados azules. Amanecer perdido
en la Place d’Espagne, un día de frío de Abril andando por Bruselas.
Calor en Cumaná, humedad y calor. Encuentro con Ilana en Al
Basrah, nuestras Delicias Turcas en la cama. Florencia: el Arte.
Aquel hostal muy cerca de Almaraz bañados en sudor toda la noche.
Esas líneas trenzadas con que he cruzado España polo a polo,
paisajes de personas, bajas de mi recuerdo. Sin embargo…

Ya no voy a escribir. No sé si debo. Ni si es definitivo
Son razones estúpidas. No lo niego. Un ejemplo:
No quiero disfrazar de traje mi palabra, sino de aire.
del que respiro al sur, frente a la playa.
... Tal vez escriba de eso.

40 Comments:

Blogger Antonio del Camino said...

Querido amigo:

Tu poema me deja sin palabras. Precisamente, porque describes con exactitud absoluta esa misma sensación que tantas veces he experimentado, que tantas otras sigue acompañándome. El poema es una maravilla, y de una aparente sencillez que encierra todo un ejercicio de versificación, de técnica, de poda... yo sé que, a pesar de todo, seguiremos escribiendo, aunque nuestro método venga a ser parecido a aquel guadiana de nuestra infancia que, nos decían, se escondía para volver a aparecer. Tal como están los tiempos, la verdad, no sé si al pobre lo han sacado a la luz toda su trayectoria... Escribir no deja de ser un acto de reflexión, y un acto de sorpresa: sorpresa ante la palabra y ante nosotros mismos que, sólo a veces, encontramos en el poema escrito alguna respuesta a nuestras múltiples preguntas... y es verdad que hay veces en que ese "factor sorpresa" no lo apreciamos, y entonces nos parece que no vale la pena volver a enfrentarse a la página en blanco, aunque otros vengan (como yo ahora) a decirnos que es hermoso lo que hacemos, y que debemos continuar haciéndolo... Al final, tú lo dices, son razones estúpidas... por lo que dejamos de escribir y, no sé, quizá también por las que sigamos escribiendo... no somos perfectos.

(Releo. Para haberme dejado sin palabras, este comentario ha salido demasiado largo; no sé si, también, demasiado confuso. Pero es que, te lo decía, me identifico plenamente con esa sensación que expresas... quién sabe, quizá sea el paso de los años...)

En la amistad más extensa.

Antonio

7:39 a. m.  
Blogger nán said...

Qué casualidad que en los últimos 10 días se hayan producido dos anécdotas que niegan tu tierno (y desesperanzado) texto.

Hacie 10 días una amiga que es escritora me dijo que ya tocaba que hiciera un libro. Ante mi negativa y mi susto ("si ya escribo, en el blog, y me leen quienes quieren y quiero"), me cortó en seco. "Tienes que escribir como un acto de generosidad".

Anoche mismo di un paseo con mi hijo. Hablábamos de sus cosas y me dijo que durante mucho tiempo (no sé lo que considera mucho un chaval de 32 años) había estado recibiendo, pero que había llegado el momento en que decía sí a casi todas las propuestas que le hacían y podía cumplir, porque si lo que recibes no lo acabas dando te quedas reseco en la vida.

Qué triste sería pasar por aquí y no encontrar tu experiencia clara y distinta, y tu manera sabia de organizar las palabras.

11:49 a. m.  
Blogger manolotel said...

Pues sí, amigo Antonio. Uno es una pura contradicción.

Esta mañana estuve en el Corte Inglés a por un libro de Gombrowicz, recomendado en un blog que estuve curioseando ayer. No aparecía en el listado, así que me fui donde estaban los de Filosofía. Tampoco estaba pero al lado estaba la estantería perteneciente a Poesía que apenas llenaba dos baldas (ya sabes, Alberti, Altolaguirre, Fray Luis de León...) las otras 5 estaban vacias. Ya, ya sé que estamos hablando del Corte Inglés y no del FNAC, pero da un no sé qué...

Algo se está haciendo mal, me da la impresión, en la cultura. Y no lo digo por mí que al fin y al cabo solo soy un voluntarioso aficionado. Hay por ahí buenísimos poetas intentando promocionarse con actos culturales y apenas merecen un renglón en los periódicos.

O a lo mejor es que en realidad la Poesía no tiene sentido en el mundo real, un mundo globalizado, la mitad dedicada al pillaje y la otra mitad a la supervivencia.

Sea como sea, se hace lo que se puede y se agradece la calidez y la calidad de tus palabras.

Un abrazo fuerte.

8:02 p. m.  
Blogger manolotel said...

También hay generosidad, amigo Nando, en tus esperanzadoras anécdotas.

Generalmente uno se asoma y vive lo que lee y eso, parece, basta. Otras veces, no es suficiente con esta ventana a la que nos asomamos unos y/a otros. Querría uno palpar el hombro, la mano, la mejilla que dibujan las palabras. Sentir los golpecitos en la espalda...

Pero se aprecia y se agradece la atención y el abrazo de los buenos amigos.

Un abrazo tanbién para tí.

8:21 p. m.  
Blogger ybris said...

Las decisiones siempre son claras. Los motivos no porque ninguno basta. Se suman, sencillamente se suman: desnudarse, repetirse, desganarse, apagarse...
Lo que todos sabemos es que, aún sin respuestas, quien, como tú, escribe perfectas despedidas desde el cansancio y la desgana seguirá siempre escribiendo de una u otra manera.
Los caminos de las ganas y desganas son tan inescrutable e imprevisibles como imprescindibles.
Yo soy mucho menos perfeccionista y me acojo a la tozudez como norma aunque me repita y aunque no tenga ganas.
Quizás porque en ciertas fases de la vida uno ya tiene miedo a cerrar más caminos de los que ya ha cerrado.

Cuando sientas ganas aquí estaré para leerte.

Un abrazo agradecido.

6:49 a. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias a ti, estimado Ybris, por estar, por creer en la poesía, incluso en la que yo cometo.

Se me vienen a la memoria estos versos de Pessoa que he robado del el blog de Sofía (Ventana indiscreta) musicado estupendamente por Camané.

Sopra demais o vento
Para eu poder descansar ...
Há no meu pensamento
Qualquer coisa que vai parar

Ya sabes que aquí en Cadiz, sopla demasiado el viento. Espero que además de traerme, también se lleve estas ganas de llegar adonde malditas las ganas que tengo de ir.

A veces me sorprende la sensación de movimiento en una especie de inercia (después de haber estado toda la vida viajando) y siento que debo de parar. Creo que, posiblemente, esa es una de las cosas que se mezclan en esta "cosa" que he escrito.

Un fuerte abrazo, amigo

12:13 p. m.  
Blogger El Aviador Capotado said...

Estimado ManoloHotel. Querido Gran Muftí.
Nunca dejarás de escribir. Sabes que Llevo años siguiendo tu derrota poética. Nada definitivo: poema maduro, excelente, introspectivo, extra-intra de una fineza infinita, confirma que has superado el punto de no retorno. Por mi experiencia aeronáutica sé que te quedan palabras para llegar al destino. Me siento honrado y orgulloso de tener un amigo buena gente y poeta, poeta de verdad.

Ahora, toca salir a la calle, leerlo, leerlo, leerlo, saboreando infinitos gin tonics de ginebra Hendricks y tonica Fever Tree (las bebidas, siempre con mayúsculas).

El hígado y páncreas me acusarán, el corazón y la cabeza me aplaudirán. Y, este aviador será dichoso.

Va por ti, amigo.

9:10 p. m.  
Blogger manolotel said...

Querido amigo Aviador, aunque elevado el tiro, tus palabras siempre rozan en la parte sensible; siempre la sensación de que estás cerca en el verso y en la amistad.

Yo también me honro con la seguridad de tu palabra sincera, aun cuando como ahora, te pesa más la generosidad que la crítica a la hora de valorar estos poemas.

Ya sabes que yo solo bebo para recordar, y como prefiero ir sacando, al calor de la mano, los aromas de los viejos destilados, esta noche acompañaré tu trago largo y frío con mi copa caliente del recuerdo.

Un abrazo fuerte.

12:22 a. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Querido Manolotel:

Si uno toma esa decisión jamás lo entendería como lamentable. ¿Cuesta tanto decir:
Lo admirable es que no voy a escribir.?

Bueno, me consuela tu título, Nada definitivo. Eso me recuerda a los tiempos de matanza en los pueblos donde se tapaba la gatera de la puerta que daba a la cámara o sobrado. Gatos y chorizos no cuadran mucho. Con tu título nos dejas abierta la gatera poética. ¿Entrarás, saldrás?

Te dejo estos versos de Pessoa, musicados también por Camané:

Mas quem sente muito, cala;
Quem quer dizer quanto sente
Fica sem alma nem fala,
Fica só, inteiramente!

Pertenecen a QUADRAS.

Pero también te quiero dejar un poema de uno de mis poetas preferidos:

Traducido del catalán dice:

Memorias

Ahora que sé que aún me queda aliento
cambiaré de voz y de registro
y puede que juegue con cartas marcadas
para evitar las trampas y las sorpresas.
Hace mucho tiempo de todo y aún me sorprende
la confluencia de sentimientos que pugnan
por establecerse en el pozo de la memoria
y hacer de él su primera residencia.
Hay demasiado mundo detrás de cada seña
y poco espacio para acomodar los frágiles
mecanismos insólitos del deseo
que reclaman un lugar de privilegio.
Con todo, más vale no perder la esperanza,
ya que los años sólo importan
para todo aquello que cada cual asume
como vida vivida, el referente
que interroga y sorprende, pero acompaña.
De todo ello no quiero que me quede
más que una leve impaciencia en la punta de los dedos
y un viento de luz en el fondo de la mirada:
el resto, en realidad, no me interesa.

Miquel Martí y Pol

Besos agradecidos.

P.D. En cuanto me dejen los servidores te mando el fado 'QUADRAS'.

1:41 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias, querida amiga Sofía.

Por supuesto que no hay que lamentar las decisiones bien fundamentadas. A lo mejor hay que asumir incluso aquellas cuyas causas no están demasiado claras.

Para mí, desde luego, dejar de escribir sería una decisión, no tanto admirable, pero, sí, heroica porque entronca directamente con mi vida. Aún así el poema se mueve entre esas dos fuerzas y es lo que trato de expresar.

Luego está aquello que decía en un comentario anterior mi amigo Nán de escribir como un acto de generosidad. Supongo que se refiere a dar algo que tiene valor para alguien. El problema viene cuando uno duda del valor de lo que se da.

El poema de Miquel Martí, define un poco esa mezcla de sentimientos que, de alguna manera, motivan e intentan reflejarse en lo que he escrito.

Las matanzas para los pequeños eran una fiesta. Incluso para los perros (hay por ahí un cuadro sobre eso). La gatera está abierta y el sobrado o soberao o doblao como también se le llamaba creo que está seguro de momento.

Espero con expectante interés el fado prometido.

Un beso fuerte, amiga.

7:56 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Querido Manolotel:

Ante la imposibilidad de mandarte el fado por correo, ante la imposibilidad de bajarlo yo al servidor es por lo que recurro a lo que todos podemos: el gigantesco yutube, 'tú tuviste', y de paso te dejo un verso propio:

Tú estuviste agitado a cambio de decir/....

http://www.youtube.com/watch?v=A9Hnx53g3RI

Besos semiabiertos.

9:01 a. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Querido amigo:

Ando estos días revisando textos y ordenando el mucho desorden que en materia de escritos vengo acumulando desde hace años. Y, mira por dónde, he venido a dar con un soneto que ahora podría titularse algo así como, "Siempre nos estamos yendo" y que, a la sazón, te dediqué en un momento determinado, en aquel otro espacio mítico, que no volveré a nombrar, porque nadie piense que, quizá, recibo algún tipo de comisión por la publicidad. Supongo que lo recordarás. En cualquier caso, aquí lo dejo, con alguna muy leve variación por aquello de ajustar mejor las sílabas.

Por sus versos, su chispa y su eficiencia,
por su genial ingenio y acrobacia
con el ritmo y la rima, por la gracia
de sus chisnetos, y por su docencia.

Por su agudo criterio y su exigencia,
por su improvisación y por su audacia,
por su campechanía y, verbigracia,
por su saber, y su plurivalencia.

Por su forma de darle forma al verso
para que tome tierra y sea la brisa
que acaricie el asombro del lector.

Y por la luz que tiene su universo,
lloro su ausencia, mientras muero en risa
si me asomo al espejo de su humor.

11:11 a. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Me faltó despedirme (¡lapsus!).

Un abrazo,

Antonio

11:12 a. m.  
Blogger manolotel said...

Como siempre, querido Antonio, tu comentario supera con mucho mis posibilidades reales, pero, también como siempre, es una inyección de egocentrina con la que, ígual que a mi, a cualquiera le daría un subidón de los buenos.

Te contestaría en verso pero ahora y aquí, esto iba a parecer unos juegos florales, así que lo haré, más adelante, en tu bitácora si es que consigo algo mínimamente aceptable.

Para lo que también me ha servido tu soneto es para darme cuenta de que últimamente estoy muy transcendental. Sí que se echa de menos aquella vena humorística que tan buenos ratos nos hizo pasar.

Igual me pongo ahora que estoy más tranquilo y escribo alguna tontería (para no variar) pero esta vez con un tono más distendido.

Tu lapsus memorístico me ha dado pie a no dejar como último comentario el número frece... Que yo no soy supersticioso, pero por si acaso ;-).

Gracias y otro abrazo.

7:28 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Siempre me sorprende la extraordinaria capacidad narrativa de tus poemas. Son incisivos y precisos, van al meollo de las cosas, esas que no sabemos muy bien cuales son - o dónde está ese meollo - pero que lo sentimos cuando alguien o algo lo toca. Me quito el sombrero, querido amigo. Un abrazo muy fuerte.

11:36 p. m.  
Blogger Shandy said...

Yo no me he servido un Wisky, pero si he encendido un cigarrillo y aspiro el aire profundamente mientras releo este texto.
Desnudarse, siempre uno se "ispe" un poco pero también se esconde en los silencios y las propias palabras, en ese juego que has ido trenzando sobre el No a la escritura, que entiendo- deseo- que sólo sea una provocación, un buen juego literario. La última parte es de una plasticidad que revienta el cuerpo.

Respirar... Los aires difíciles, a veces temía que a Almudena se le fuera de las manos hacia el culebrón, pero la iba sosteniendo. Y los aires de Tarifa, los respiré. O vento da Xistra, el Nordés en Galicia... (te hablaré de él en la respuesta a tu comentario en mi entrada. Me gustan los comentarios que dejas y verte de vez en cuando por allí)
Hay un cuento que me gusta mucho: El viento (El Colombre, Dino Buzzati, edit, Acantilado), te lo recomiendo.Y todos los del italiano)
Besos agradecidos por este poema y tu presencia en la ventana Shandy.

12:57 a. m.  
Blogger manolotel said...

Una alegría enorme, Isabel, saludarte y leer este comentario hecho desde la amistad.

Yo también me quito el sombrero por el tercer aniversario de tu magnífica página. En mi caso, en lugar de sombrero, una gorrilla que me pongo de vez en cuando, no porque se me vea el cartón, que de pelo ando bien, sino contra los vientos de por aquí, a los que se refiere Shandy, que son muy molestos.

Un beso, amiga.

2:39 p. m.  
Blogger manolotel said...

Enorme, Dino Buzatti, estimada Shandy. Enormes tambien ese último cuento tuyo, Tierra de Topo, que por cierto, me ha recordado una antigua revista literaria que se llamaba "El viejo Topo" magnífica`por cierto.

Un beso a la espera de esos otros vientos.

2:47 p. m.  
Blogger Lara said...

Al llegar al comentario del Aviador me he quedado más tranquila, ya que dice que no es la primera vez (y también me han dado ganas de una Hendricks con un poco de pepino) que anuncias dejar de.

Y de todos modos, yo no sé si se puede.

¿Se puede dejar de escribir cuando se escribe?

Una cosa es cierta: sea cual sea el motivo a expresar, se escribe, y lo que has escrito aquí es estremecedor, definitivo (no en la consecuencia sino en la fórmula) y cercano, es un canto a la vida (cómo no) o un gemido.

Así que la magia sigue en la mesa, imposible de borrar, pese al cansancio de algunas tardes.

Un abrazo.

4:18 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

¡Vaya rato qué me habéis hecho pasar entre el poema y los comentarios! El poema tiene ese no sé qué tan especial que tan magníficamente dosificas y que te envuelve y atrapa. Leerte en poemas como éste, es como estar manteniendo una conversación con voz sosegada en un lugar tranquilo donde el amigo de siempre nos desnuda su corazón y nosotros le dejamos que apoye su cabeza en nuestro hombro en señal de entendimiento y complicidad.

Así, como quien no quiere la cosa, te desnudas y nos desnudas, porque tus dudas son también nuestras y tu cansancio y esa necesidad de frenar y ese güisquise que llena los espacios… tan vacíos a veces, tan lejanos… tan oscuros.

No escribir sería poner la tapa a ese pozo en el que a veces pensamos que hemos caído o cerrar la puerta del laberinto por el que circulamos obligatoriamente los que somos peones del sistema.

Antonio ha sacado del baúl un soneto de entonces (precioso) y me gusta pues así disfrutaremos de esa otra parte tuya humorística, irónica y algo cínica que tan bien se complementa con este lado trágico.

Gracias por lo que he disfrutado.

Un montón de besos.

7:03 p. m.  
Blogger manolotel said...

No es la primera vez y sí. Siempre es la primera vez porque cada vez que ocurre pensamos en esa idea de dejarlo, como si fuese la definitiva. Pero por otra parte, el título ya indica lo poco que nos fiamos de nuestra voluntad a la hora de llevarlo a cabo.

La vida es, como decirlo sin repetir el tópico, ir a alguna parte, regresar, volver a partir hacia otro sitio y así hasta que le damos la moneda al barquero del lago Estigia para el viaje final.

Siempre las mismas ganas de acabar para volver a empezar en un remedo de eternidad imposible.

Quizás ahí está la clave de la sinceridad del poema. En esa búsqueda, en ese cansancio, en esa vaga necesidad de una nueva aventura literaria y vital.

Y me da la impresión que, sin ser uno consciente, esa sinceridad conecta de alguna manera con la empatía del lector.

Son solo impresiones, claro. Impresiones mias, como un lector más. El poema, como siempre se ha dicho, tiene su propio decir y su propia traducción en el corazón de quien lo lee.

Gracias Lara, una vez más por tu presencia siempre tan cercana.

Un beso fuerte.

10:42 a. m.  
Blogger manolotel said...

Creo, Luisa, que mi comentario anterior, podría repetirlo aquí, o la magnífica explicación que tú has dado la podría haber hecho en mi comentario anterior.

A eso me refería con lo de la conexión que se lleva a cabo, a través del poema, con el lector.

En tu caso, como poeta y amiga que eres quizás haya también ese otro componente personal y humano que contribuye a tal identificación.

Por supuesto que nuestro amigo Antonio, se está convirtiendo en mi angel de la guarda literario animándome con sus incitaciones legendarias en la forma de nuestras rimas preferidas.

Algo haré, aunque me temo que, con el paso del tiempo, haya perdido
bastante de la antigua destreza y, claro está de frescura.

Un beso enorme, querida amiga.

11:09 a. m.  
Blogger María Socorro Luis said...

Vaya, qué desilusión...
Yo no te conocía hasta hace unos momentos.
Visitando el blog de Aviador, me encontré un poema tuyo que me emocionó. Casualmente, y como puse en el ccomentario, me pareció muy hermoso, mi "tipo" de poema y como también puse en ese comentario, iba a venir corriendo... y me encuentro con tu decisión...

Pero no me la creo: seguirás escribiendo, aunque no quieras.
Y yo seguiré leyéndote.

Abrazos. Soco

12:22 a. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias Maria Socorro.

Creo que tanto el Aviador como yo mismo necesitamos un poco de descanso pero no te preocupes que como dice el título no hay nada definitivo.

Un beso.

2:50 p. m.  
Blogger Víctor González said...

Corre corre corre,
corre, respira respira, corre,
corre respira para,
otea, respira, otea.

Corre corre,
corre, respira,
para y otea,
respira.

Respira,
otea,
respira,
respira.

Anda.

Sólo me queda mandarte un abrazo, lo demás te lo acabo de escribir.

4:54 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias por pasarte.

Un abrazo fuerte, Victor.

10:22 p. m.  
Blogger Mertxe said...

Hola, Manolotel.

Vengo directamente de la casa del Aviador, en donde te he leído. Tres veces porque, cuando algo me gusta, repito. Ahora seguiré acudiendo a tu página, lo que acabo de ver merece la pena.

Un saludo agradecido.

10:43 a. m.  
Blogger ade said...

- Me encantó tu ensayo, sobre porque no. Elegí el aire, el aire siempre nos sorprende gratamente. Un abrazo. Ade

3:44 p. m.  
Blogger manolotel said...

El agradecido soy yo, Mertxe, por tu visita y tus palabras.

Supongo que habrá poemas que mejores y peores en los blogs. El problema es que andamos siempre tan cortos de tiempo que es una lata pinchar en cada uno de los meses de un blog (en éste son casi cuatro años y unos 100 poemas) para recuperar versos antiguos que a lo mejor no merecen la pena.

Un beso.

3:54 p. m.  
Blogger ETDN said...

Llego aquí, más tarde de lo que debiera y encuentro un desencanto, un texto que suena a abandono, a desgana, a despedida. Hermoso en la forma, me ha transportado a viajes propios y futuros. No sé si en el fondo. Espero que sea sólo literatura. Si no es así, sé que tampoco he de preocuparme demasiado: las cosas de la creación son así, la inspiración va y viene y esta primavera loca no ayuda demasiado, tan cambiante.

Esta semana yo he tenido sensaciones semejantes, ganas de abandonar, no encontrarle sentido a escribir. El poema de Bukowski me ayudó. Al final, la escritura es un veneno, una necesidad, algo que no se puede evitar. Y, como dice Nán, un acto de generosidad, para con uno mismo y para con los demás. Quien está dotado para decir algo a través de la palabra no debe desperdiciar ese don.

Te seguiré leyendo, ya me buscaré la fórmula.

Un beso fuerte desde Madrid. Fue un placer conocerte y escucharte, a pesar del ambiente ruidoso y la camarera despistada.

6:59 p. m.  
Blogger manolotel said...

El aire, Ade, es simbolo de lo inmaterial y de alguna manera, la poesía se mueve en ese terreno casi impalpable, pero al mismo tiempo influyente.

Agradezco tu presencia en los dos espacios donde hemos coincidido.

Un beso.

8:08 p. m.  
Blogger Lily said...

Hola de nuevo, viejo amigo.

Leo. No te creo, porque te veo lejos, siempre encima de una cuartilla -ahora electrónica- dejando correr el pensamiento en una larga sucesión de palabras, de imágenes extraídas del color de la nostalgia. Pero el verde es color de la esperanza que sana cualquier mal-estar.

Un abrazo verde,

Lily

8:22 p. m.  
Blogger manolotel said...

Mi estimada ETD. Para mi también fue un placer conocerte en persona y espero poder gozar también de tu presencia y de tu escritura, como tú dices, a través de la formula que sea.

Tienes razón en lo de que escribir es una necesidad y al mismo tiempo, una oportunidad. Lo de estar dotado, y, en que medida, ya es una cuestión de criterio. Yo creo que cada uno llevamos en nuestro interior a nuestro censor más estricto.

Y cada vez es peor.

Dale las gracias a Bukowsky de mi parte :-)

Para ti, un par de besos.

8:27 p. m.  
Blogger manolotel said...

Hola, añorada Lily.

Si te soy sincero, notarme arropado por amigos y amigas, como tú, a quienes aprecio tanto, me hace sentir un poco culpable de abandono.

Tú, ya viviste, hace algún tiempo alguna de estas escapadas literarias propias y ajenas y sabes que, pronto o más tarde, de alguna u otra manera se vuelve al contacto con las Letras.

No necesariamente para cambiar.

Un beso querida amiga.

9:59 p. m.  
Blogger Alfredo J. Ramos said...

Llego, no sé si tarde pero sin duda un poco retrasado, a esta (y a otras) páginas de tu blog que ponen de relieve (al menos) 2 cosas:

1. La calidad con la que sabes poner en fila las palabras.

2. La seriedad (incluso diría rigor, pero suena un poco fúnebre) con que te tomas la escritura.

Ambas son, me parecen, buenas razones para unirse a esos estímulos que tantos amig@s han dejado aquí, apoyarlos y suscribirlos. Y para mostrarte (sin ambages) mi interés por lo que suele salir de tu capacidad para encontrar en el curso de los días, con todos sus claroscuros, una veta de verdadera agua.
Hay muchos aspectos en estas tus confidencias que tocan aspectos centrales en la experiencia de escribir, tal como se demuestra por los comentarios suscitados. Que sigas haciéndonos partícipes de esa deriva es algo, claro, que sólo depende de tu voluntad (y el silencio es también una opción valiosa), pero sí de algo te sirve quiero que sepas que sigo (en lo que puedo) tus aportaciones con gran interés. Este poema resume con gran clarividencia un estado de cosas. Y en él se ve, también, que la aventura ha de continuar...

7:35 p. m.  
Blogger manolotel said...

Hola, estimado amigo Alfredo. Se te echaba en falta y sobre todo a ese verbo tuyo amable que además viene acompañado de una forme de entender la poesía, inteligente y crítica.

Es verdad que se intenta darle un poco de seriedad a este transcurrir de la escritura, pero también lo es que en más de una ocasión nos dejamos llevar de la urgencia de la costumbre, cada uno con su ritmo, mensual, diario o semanal y el pretendido rigor se disuelve, o, peor aún, se convierte en ese fúnebre "rigor mortis" con el que no querías confundirte en tu comentario.

Entre medias, reconozco que hay algunos de mis poemas de los que me siento, sin falsa modestia, bastante satisfecho.

En eso estoy. Como aquello de los egipcios: En un platillo una pluma de ave y en el otro el corazón.

A ver.

Gracias por el apoyo. Un fuerte abrazo.

12:09 a. m.  
Blogger marisa said...

Llego a ti de la mano del aviador capotado y me encuentro este bello texto pleno de autenticidad poética, de verdad, de belleza de certeza. Volveré siempre que pueda. Un afectuoso abrazo

7:29 p. m.  
Blogger manolotel said...

Un afectuoso abrazo, Marisa. Estaré encantado de "verte" por aquí.

Me ha resultado curioso eso que dices de que es un poema lleno de certezas. Estoy seguro de que eso es lo que has visto, pero lo que me resulta curioso es que yo no lo hubiera sabido ver.

Está claro que los poemas son de quien los lee más que de quien lo escribe.

El Aviador además de que es un gran amigo, tendre que nombrarle mi representante :-)

Un besote.

12:33 a. m.  
Blogger mabel casas said...

"No quiero disfrazar de traje mi palabra, sino de aire.
del que respiro al sur, frente a la playa.
... Tal vez escriba de eso."


ya vez manolo, amigo,"NADA DEFINITIVO"
en esos 5 versos del final está el POETA...sintiendo...creciendo...no dejará de escribir, sólo necesita espacio...encontrar otras fuentes de donde le fluya el trance y jugarse por nuevas formas de desnudeses como decís..frente al papel es cuando el pellejo se nos quita y la carne viva nos hace decir de nuevo...
pasará mucho tiempo o nada pero la necesidad de escribir brota cada primavera aunque sea invierno,otoño o verano,sólo no hay uqe apurarla

me gustó mucho como lo llevaste adelante al poema...fue como irte de frente
un beso con algo de tango, que para melancólicos nos las traemos a cuestas,pero es tan bello!!

3:14 a. m.  
Blogger manolotel said...

Perdona, Mabel el retraso en contestarte pero solo muy de vez en cuando regreso a mirar comentarios a poemas anteriores. Afortunadamente he encontrado a tiempo el tuyo para poder agradecer este tu hermoso comentario, hecho además con ese acento argentino ¿porteño? y esas referencias al tango, que tanto me gustan.

Un beso

11:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.