De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

jueves, enero 08, 2009

Aunque no me crees



.
.
.


.

.

.

.

.

.

.

Pero tú no me crees
cuando digo que todo está perdido
que siempre será igual: el rico sobre el pobre
y las guerras del rico con la sangre del pobre
y el dinero del pobre haciéndose invisible tras el rico.
No me crees porque crees en otras cosas:
En que la vida, a veces, entrega una salida,
que no es tan importante lo que ocurre en lo escrito
sino la piel y el largo caminar de esta tarde
y el presentir que existe un mañana siguiente
y el frío cuando hace frío o cuando lo parece
y la sonrisa cómplice cuando se rompe un vaso
o, un cuadro interminable.
… Y sin embargo asientes, vehemente, a mis protestas,
a todo dices algo, recogiendo mi estado
en el sereno cuenco de tu honda comprensión.
Tal vez percibas que mi razón no encuentra
otra fe, otra justicia, más libertad alzada
que el eco, esponjoso y dulce
cuando regresa de rebotar en tu alma,
de mi voz.

45 Comments:

Blogger Marian Raméntol Serratosa said...

A veces, presentir el momento único que precede al siguiente latido es lo único importante, no podemos arreglar em mundo, pero sí percibir cada una de sus manifestaciones.

Un abrazote
Marian

11:37 a. m.  
Blogger manolotel said...

Estimada Marian, hablando de momentos únicos, por uno de esos raros caprichos espacio-temporales, has estado asistiendo a los retoques de última hora que mi perfeccionismo suele aplicar, quizás descortesmente, una vez publicado el poema (que a lo mejor estaba bien como estaba, sin retocar, en fin...).

De todas formas, aunque no sé cual de las 5, ó, 6 últimas versiones has leido, el sentido creo que sigue siendo el mismo que en la primera y tu comentario, siempre inspirado, es una reflexión imprescindible.

Un beso, amiga.

12:11 p. m.  
Blogger Rosa Silverio said...

Hola, amigo.

Me ha gustado mucho el poema. Cuánta verdad hay en cada verso.

No podía dejar tampoco de desearte feliz año nuevo. Espero que hayas pasado una feliz navidad y que este 2009 sea un año de muchas felicidades y logros tanto para ti como para los tuyos.

Te dejo un gran abrazo,

Ro

3:07 p. m.  
Blogger Mala Lua said...

Bonito texto y bonita foto: una excelente composición poética. Gracias por tu sensibilidad...

4:12 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias, querida amiga Ro. Lo mismo te deseo. Seguro que será un magnifico año de letras para tí y que llegará el reconocimiento general que te mereces.

Un beso grande y transoceánico.

6:03 p. m.  
Blogger manolotel said...

¡Cuanto tiempo Ylka! Me alegro mucho de verte de nuevo y sobre todo, en activo.

Tendremos tiempo de leernos.

Un besote, amiga.

6:08 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

El camino de la vida está repleto de realidades dolorosas que suavizamos con pequeñas realidades dulces. Esta mezcla es la que nos permite sobrevivir, Manolotel.

Es un placer leerte.

Un beso.

3:49 p. m.  
Blogger Aaoiue said...

Admirable tu precisión para las escenas que parecerían sólo de la intimidad del alma.

4:58 p. m.  
Blogger Ventana indiscreta said...

Ese tono apaciguado, hasta casi susurrante en la voz que lo narra es dominio(podría decir desgrana o desgarra,sobre todo la primera parte y la última del poema,que es así, eso creo, pero el tono apaciguado es evidente). Pero esa última es la que me rinde, no sólo por la torsión bella razón-eco sino por lo inevitable que se suscita.
Sólo una pega a mi oído, que lo ha leído y escuchado por primera vez y en única versión:

'en el sereno cuenco de tu honda comprensión' o cuenco u honda, pero los dos enlazan un bache como esos ondulados que hay por las carreteras.

Pero tú eres el poeta y quien decides.
Besos.

7:59 a. m.  
Blogger manolotel said...

Si, Luisa, yo también lo creo.

Las "dolorosas realidades" son, por decirlo de algún modo, apabullantes, están ahí luchando contra el olvido y si no pudieramos distraer la atención con otras cosas sería sencillamente insoportable.

Un besico.

11:31 a. m.  
Blogger manolotel said...

Esta forma, casi descriptiva de hacer poesía, si echamos un vistazo a las nuevas tendencias es un poco antigualla, antigua ya, pero la verdad es que no consigo reciclarme :-(

No quiero decir que no me guste otro tipo de poesía, tal vez mas abstracta, sino que no me quedo satisfecho si lo que quiero decir no lo expongo de forma directa y personal.

Lo de la precisión es un halago que te agradezco, porque es una de las cosas que más me preocupa.

Un besiño.

11:49 a. m.  
Blogger manolotel said...

Hola, Sofía. Agradezco tu bisturí que con guante de seda deslizas sobre la piel del poema con tanta elegancia.

Efectivamente, soy una persona apacible y radical al mismo tiempo y de esa tensión nace este poema, como una manera de liberarla.

Como dije antes a Marta, intento ser preciso con las palabras y no introducir ni una más de las necesarias. Como bien apuntas, a primera vista, puede resultar un oco redundante la hondura y el cuenco, pero realmente son dos cosas distintas: el cuenco es la metáfora pero la hondura del alma es necesaria porque da idea de que se necesita un recipiente lo bastante hondo como para contener mi rebeldía que es mucha.

Ya sé que un poema explicado pierde casi toda su virtualidad, pero el hacer un poema descriptivo tiene esas ventajas.

Un beso, amiga.

12:02 p. m.  
Blogger El Aviador Capotado said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

9:18 p. m.  
Blogger El Aviador Capotado said...

Estimado ManoloHotel. Querido Gran Muftí.

Un poema que invita a la introspección. Un poema con perfume de camilla, cinco de la tarde y café.

El cuaderno de bitácora de quien ha doblado su propio Cabo de Hornos. Precioso Manolo.

Abusando de la amistad que me prodigas, te robo para mí... ”y el presentir que existe un mañana siguiente”.

Puesto a robar, otro más…”en el sereno cuenco de tu honda comprensión”.

Fuerte y sereno abrazo amigo.

PD. El comentario trece (eliminado) es mío. Nada, sólo por quitarme de encima el dichoso numerito.

10:29 p. m.  
Blogger manolotel said...

Aunque no soy supersticioso, te acompaño en lo de pasar de largo el número ominoso, querido amigo.

Me gusta esa definición que haces de "poema de mesa de camilla". ¿Poesía doméstica? ¿domesticada, tal vez?.

Supongo que tiene más de queja que de protesta. A estas alturas y aún sabiendo como acaba la película parece una tontería insistir en el discurso, pero, ya sabes, uno es como es...

Ya sé que lo de robar es solo una manera de hablar, porque un amigo, no puede robar nada: simplemente, toma lo que le pertenece. Para mi, es suficiente compensación contar con esa amistad.

Un abrazo fuerte.

1:43 p. m.  
Blogger Víctor González said...

Nunca se termina la pelicula del todo hasta que Endesa no corta la corriente por defunción Manolotel. Cada ve zmás se engrosa la nómina de quién apetece de hacer literatura de lo injusto a modo de protesta bellísima.
Abrazo.

11:06 a. m.  
Blogger manolotel said...

Ya, ya, estimado Victor. Endesa sigue produciendo electricidad, la esperanza debe prevalecer y las antiguas clasificaciones resultan demasiado simplistas para la complejidad económica de la sociedad moderna.

Está claro que para cada uno, los distintos elementos de un poema tienen distinto peso en el conjunto y por tanto la lectura que has hecho es perféctamente válida.

Bajo ese punto de vista, entiendo que como discurso suena un poco demagógico

Sin embargo, como le comenté a nuestro amigo Aviador, uno es lo que es y estos versos, en principio, no pretendían tratar tanto de economía como de sentimientos.

Por supuesto, me siento honrado con tu apreciación sobre la estética literaria del poema, valorada, pienso, con un más que generoso criterio.

Un abrazo fuerte.

3:21 a. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Estimado Manolotel, mientras leo tu texto, o pienso en el que yo he aportado en mi blog (http://antonio-del-camino.blogspot.com/2009_01_14_archive.html), recuerdo aquel lejano poema de Alberti, cantado por Paco Ibáñez, que decía, algo así como "entonces las palabras no sirven/ son palabras / siento esta noche, heridas de muerte, las palabras..." Y, sin embargo, es lo único que tenemos muchas veces frente a la injusticia y el dolor. Acaso las palabras aún no estén heridas de muerte, y puedan mover al pensamiento de más de uno, en favor de la justicia y la solidaridad. Quizá, con esa esperanza, sigamos cantando...

Un abrazo,

Antonio

6:50 p. m.  
Blogger ybris said...

Pasaba por aquí con la certeza de que te había comentado ya este poema, pero se ve que algún imprevisto me lo impidió o algún despiste me sacó del comentario.
Me gusta la precisión con la que deslizas tus heptasílabos y endecasílabos con musicalidad y sólo me disuena (es asunto de sensación mía lastrada siempre por la etimología del "credere" latino cuando leo "creer" sin poder enlazar las dos vocales en el verso):
"No me crees porque crees en otras cosas".
Pero, claro, eso no merma la exactitud formal ni, mucho más importante, la belleza de quien se comunica con aquel o aquella de quien sólo pide el eco dulce y esponjoso de la voz que rebota en otra alma.
Aunque no te crea porque cree en otras cosas que con tanto cariño larvado enumeras.
Y es que, sobre todo, prevalece la forma amable del sereno cuenco de su honda comprensión (lo percibo preciso y no redundante: serenidad, concavidad, hondura y comprensión).

Un abrazo.

7:17 a. m.  
Blogger manolotel said...

Sabiendo de la calidad de tus escritos, Antonio, no te quepa duda de que pasaré por tu blog muy a menudo.

La palabra, en efecto, es herramienta fundamental para la denuncia de la injusticia, pero desgraciadamente no siempre mueve la voluntad de los que mueven los hilos. Pero, bueno, ahí estamos.

Un abrazo fuerte, amigo.

4:22 p. m.  
Blogger manolotel said...

Hola estimado Ybris.

Tienes razón en que desde el punto de vista estrictamente prosódico el acento disocia la palabra crees en dos silabas diferenciadas, sin embargo si nos dejamos guiar por el acento rítmico (3ª, 6ª y 10ª), en mi opinión, provoca precisamente el efecto contrario. Supongo que en estos casos influye también las características de la pronunciación andaluza. En todo caso, como ya conoces, a veces los poetas recurrimos a algunas licencias a la hora de encajar ciertas palabras para que se acomoden a la musicalidad del verso. Licencia que, deduzco por tus palabras, has amortizado en el conjunto del poema.

Agradecido, como siempre, por tu lectura crítica y tu palabra equilibrada.

Un abrazo cordial, estimado amigo.

4:47 p. m.  
Blogger Lara said...

He venido varias veces a leer los poemas que últimamente has puesto (con un exquisito derroche). Siempre voy a comentar y al final me pongo a leer las críticas y los discursos que hay aquí en tus comentarios, y pienso dos cosas: 1, falta que todos estuviéramos reunidos, en una mesa de camilla, sí, si hiciera falta, para vernos las caras y hablar largo y tendido (yo más bien escuchar). Y 2, qué más voy a decir que no se haya dicho. Aquí y en los de abajo y siempre. Una cosa sólo: domesticada no, Manolotel. Bien llevada con correas y silbidos es una cosa, pero domesticada no. Hay una fluidez imposible de adiestrar. Felicidades, y un abrazo fuerte.

8:40 p. m.  
Blogger manolotel said...

Inestimable Lara:

Conociendo la escasa elasticidad de tu tiempo para tanto compromiso como tienes, me produce una enorme satisfacción saber que que entretienes alguno de tus ratos de ocio en leer estos sencillos poemas de "mesa de camilla", como los ha llamado nuestro buen amigo el Aviador. Acrecentada, digo, la satisfacción por ese deseo, que expresas y comparto, de vernos todos y hablar de lo que amamos: la palabra.

La fluidez a la que haces referencia, es deudora de la inspiración que desbordan algunas de las lecturas con las que disfruto, entre ellas, la de tus libros y poemas, por muy alejados estructuralmente que parezcan.

Un besote, querida amiga.

12:51 p. m.  
Blogger NáN said...

Quizá sea porque, como dice Aviador, hemos "doblado nuestro cabo de Hornos", pero leyendo el poema he hecho mía esa tensión, que tan difícil es de sostener. También yo he de hacer un esfuerzo para pensar que no todo está perdido. Porque no te creo cuando dices "cuando digo que todo está perdido que siempre será igual".

Y tengo que leerte sin creerte, para luego creer que eres tú (tan tú como el que no cree) el que dice que lo importante es "sino la piel y el largo caminar de esta tarde".

Y entre las dos cosas andamos, amigo Manolotel, al otro lado del Cabo.

Abrazo de amigo

9:06 a. m.  
Blogger manolotel said...

Desde luego, algo de razón tienes en lo de no creerme, pues no soy precisamente el tipo de persona que se desanima facilmente y menos aún cuando una causa lo merece.

Y también hay otra ley de la relatividad en la que influye el tiempo y las luces y sombras que inciden sobre la realidad.

Entre esas tensiones andamos y a menudo nos parece que, un poco, a ciegas. De ahí la búsqueda de referencias.

Un abrazo amigo Nán

11:21 p. m.  
Blogger Luisa Arellano said...

Manolotel, pasa por mi blog a recoger el Premio Dardo que te he concedido, por tu magnífico blog y forma de hacer.

Un beso

10:09 a. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias amiga.

Lástima que no tenga ni idea de informática.

Un beso

11:48 a. m.  
Blogger carmen moreno said...

Ojalá no todo esté perdido y tu voz siga rebotando en nuestros sentidos.

9:39 a. m.  
Blogger manolotel said...

¡Ojalá no falte a la poesía la mirada inteligente y generosa de mis amigos!

Un beso fuerte, amiga Carmen

11:24 a. m.  
Blogger Isabel Romana said...

Una buena combinación de amor e ideología. Real como la vida. Un abrazo, querido (y siempre sorprendente) amigo.

9:31 p. m.  
Blogger manolotel said...

Tu si que eres sorprendente, querida Isabel con esa Roma inmortal a la que retratas con la luz de entonces.

Un besote fuerte.

11:26 p. m.  
Blogger Lily said...

De los caminos andados éste tuyo es el que más pronto me lleva lejos...

Un besote,
Lily

5:37 a. m.  
Blogger manolotel said...

Son cubano, rimadora
de versos color café
mujer de flor y de fé
Lilyverse, cantautora,
que une America y España.
Pluma cuyo ritmo baña
de melodía el papel;
dulce y dócil cual la caña
la inspiración te acompaña
para hacer versos de miel.

Gracias amiga por no alejarte demasiado, por muy lejos que te halles.

Un beso grande.

11:21 a. m.  
Blogger vocal said...

En cuanto al fondo, encuentro un cierto pesimismo con aromas de otro tiempo. Soy optimista, quizá el optimismo del ingenuo, o quizás el de la esperanza, el de pensar que no todo puede estar perdido y que siempre, al final del tunel, hay una luz. En estos días esa luz tiene un color negro. No sé, cada vez que alguien firma una Ley contra la tortura hace esa luz más fuerte y más brillante. No recuerdo quién dijo, desde luego un hombre muy sabio, que el ser hummano no avanzará hasta que extienda su compasión a todos los seres de la tierra. Es la compasión la que nos hace fuertes, la que nos duele y a la vez nos da esperanza.

La forma... yo no me atrevo a criticarla, no porque no sepa, que sé bastante (nunca suficiennte), sino porque... no sé, como que no puedoooor.

El cuadrito es monísimo. :)

Aladetroi.

5:39 p. m.  
Blogger manolotel said...

La compasión es un sentimiento que entra a través del corazón. Desgraciadamente, o quizás, genéticamente, hay gente que no lo tiene. La esperanza está. No sé dónde, en qué, ni porqué. No me extrañaría que viniera ya con el codigo genético, lo que pasa es que, solo con ella, no basta.

El cuadrito, forma parte de mis objetos cotidianos de estos últimos días. Yo pinto poco... Lo que me dejan. Pero me gusta la buena pintura.

Gracias por la visita y un besote fuerte

12:51 a. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Don Manolotel, se vende
vuecencia bastante caro.
No sea, amigo, tan avaro,
y muestre todo su duende.
Pues, ya que al lector aprehende
con su verso tan certero,
no me sea cicatero
y muéstrese generoso.
Se lo dice quien, ansioso,
echa en falta su venero.

(Vamos, que hace más de un mes desde su último posteo. ¡Hombre, es que no hay derecho!)

Un abrazo.

1:55 p. m.  
Blogger manolotel said...

D. Antonio: Bien quisiera
que mi inspiración manara
cuando la llamo y se para
haciendo que no se entera.
Ya no me mana,¡es la pera!
ni una miserable gota.
Cualquier idea se me agota
¿Porqué seca está mi frente?
(¿Porqué mi cuenta corriente?)
¡No tengo la más remota!

1:53 a. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Lo que me cuenta es muy grave,
querido Manolotel.
¿Ya no canta su cimbel?
¿Qué ya está mudo su clave?
¿Qué la inspiración no es llave
que abra la puerta a un poema?
Tal como yo observo el tema
—no hablo de una cuenta magra—
necesita una viagra
que cure al fin el problema.

Pues, con tal medicamento,
inhiesta la inspiración,
retornará la canción
hasta su pluma, al momento.
Así se acabará el cuento
de la, tan triste, sequía.
Volverá su Poesía
por su venero a manar.
Y no habrá mejor juglar
que un juglar de su hidalguía.

8:18 p. m.  
Blogger manolotel said...

Me toca usted lo más hondo
(de “profundo”, no de “bajo”
pues respecto a lo de abajo
yo de momento respondo)
No se me ponga cachondo
si le cuento que está presta
aunque le cuesta… le cuesta,
aún con esa medicina
pues empinarse se empina
pero solo cuando hay fiesta.

Le hablo, lo habrá notado
de esa voluble señora
que me inspiraba y ahora
no me inspira demasiado.
Me huele a cuerno quemado
D. Antonio del Camino.
Por lo bien que escribe, opino
que se escapa de mi Red
y me engaña con usted.
Me la pega como a un chino.

1:47 p. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3:35 p. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

Me deja usted preocupado
con tamaña confesión,
pues la tal inspiración
también a mí me ha olvidado.
¿Será que nos ha engañado
a los dos con un tercero?
Y es que también yo la espero
y le digo que la amo,
y la llamo y la reclamo,
y ella más vana que un cero.

La requiebro con sonetos,
y alguna cuadernavía,
con plañidera elegía
o con alegres tercetos.
Y me embarco en otros retos
con que llamar su atención,
pero, ajena a mi pasión,
provoca mi desengaño
cuando un tal Paco Castaño (*)
entra en escena y acción.

(*) Recomiendo muy encarecidamente su lectura. Toda su obra, publicada en Hiperión.

3:45 p. m.  
Blogger Antonio del Camino said...

NOTA.- He anulado los anteriores comentarios porque, por un error informático, habían llegado hasta cruatriplicarse el texto que queda encima de estas palabras.

3:49 p. m.  
Blogger Lara said...

Queremos otro poema tuyo.

2:15 a. m.  
Blogger manolotel said...

¿Sabes que pasa, Larita?
Que un poema es como un hijo
¿Y para qué necesita
una chica tan bonita
más hijos que los que fijo
ella es capáz de crear?
¡Ya quisiera yo llegar
a tener tu descendencia:
versos bellos a conciencia
como el azul de tu mar!

Un beso, guapa.

12:03 p. m.  
Blogger manolotel said...

D. Antonio: ¿Se da cuenta?
Ha hecho falta su empujón
para que acuda un bombón
a cantarme las cuarenta.
Y es un lujo, no una afrenta
la reclamación de Lara:
¡Quién objetor se declara
ante poetas como ustedes!
Cuando a tal honor accedes
se ha de tomar la "citára"

Puesto que lo requerís
ya no tengo más remedio
que sacudirme este tedio
o, más bien el paralís
que me tiene amodorrado.
Me pongo, pues, confiado
a escribir sin dilación
antes que la inspiración
vuele otra vez de mi lado.

Abrazos, y gracias (a los dos) por el empujoncito.

5:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.