De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

miércoles, marzo 12, 2008

Lo sé todo de ti

Sé por ejemplo tu hojear del diario
buscando la noticia de tu muerte
Y sé como te encuentras
cara a cara con todos los recuerdos
que dejaste dormidos una tarde de otoño
porque dolían, dolían...
Duelen por todas partes.
Sé también que haces noche
en el desnudo anden de tu pantalla,
vibrando con los trenes, con los ojos
de viajeros sonámbulos
y fugaces saludos que nunca se detienen.
Te oigo llamar tocando
con nudillos de espuma la ventana cerrada
sin que conteste nadie o no contestes
al susurro descalzo de los pies que se alejan.
Conozco la medida de los sueños que lloras
y los que huyeron vírgenes
porque apenas se posan en el barro, los pájaros,
si no ha llovido antes. Si no llueve. No llueve.
Sé que te vas cansando
de los nombres virtuales e imposibles,
también del tuyo propio y del sonido
de las voces cercanas
también de los callados altavoces
con su callada música, sus membranas inútiles
su inerte ojo pasivo.
Considero tus dudas en la niebla
y el tiempo que transcurre y no suceden
aquellos vaticinios luminosos
aquel “tal vez” vencido y sin memoria.
Lo sé todo de ti, pero aún me queda
saber quien eres tú, porqué no pasas.

25 Comments:

Blogger ybris said...

La verdad es que saber de alguien cómo se enfrenta al tiempo es saber todo o casi todo de él.
Quizás porque también ahí aparecen sus dudas.
Ojalá pasara esa persona para saber quién es.

Muy buen poema. Un abrazo.

6:01 a. m.  
Blogger manolotel said...

Pues sí, Ybris. Y hablando de dudas, confieso que, hasta que he leido tu comentario, he estado sopesando borrar el poema por el temor a que se interpretase como una alusión concreta y determinada ya que se habla de alguien al que dice conocerse perfectamente.

En el poema se hace patente que el autor se nutre de experiencias no tan ajenas como parecería por el título, tan intencionado, como por cierto, poco original.

Otra cosa es, si reconocemos, o no,a esa otra persona que convive con uno mismo, insiste en las mismas querencias y errores y se deja invadir por un viejo fantasma, figuradamente representado en la sombra de la desenfocada foto que precede al poema.

Gracias por tu, siempre, amable y humano, comentario. Un abrazo.

12:05 p. m.  
Blogger Fernando Sarría. said...

es esplendido amigo...no dudo que está destilado con el roce de una caricia...sabernos poseedores de un pequeño aliento hacía los demas..darse en las palabras como un pájaro aleteando en el color oscurod e una noche cualquiera y salvar-salvarnos mutuamente de un naufragio diario de eterna soledad...un abrazo..sentido.

5:27 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias Fernando por tus líricas apreciaciones que siempre son un acicate importante en este inhóspito mundo de la poesía.

Un abrazo cordial

4:23 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

...me suena a "hartura"...tantos momentos de espuma, tantas voces, tantos años...sin tener el bautizo que nos nombre...que nos inste a llamarnos "así o "asao"".
Leo a quien intenta ver su reflejo en la humedad de un espejo, en la ínfima gota del cristal de los días.
Dime...tan necesario es saberse? o sólo es preciso reconocerse para encontrarnos a nosotros mismo?
Por qué siempre nos cercioramos de lo que no hemos sido y somos incapaces de descubris lo que somos?
Adoro cuando me incitas a buscar-te lo que sé que jamás podré encontrar-nos.
Habrá que seguir arañando la superficie y estimular el transfondo...quizá así tengamos el título que nos nombre mañana.

Olimpia.

Olimpia.

10:04 p. m.  
Blogger manolotel said...

Arañar la superficie de un espejo húmedo: ¡Que bonita esa imagen poética!. Yo creo que resume de una manera fantástica lo que pretende el poema.

No sé. Probablemente, las palabras son una herramienta demasiado torpe para explicarnos. Siempre he pensado que la música hila de manera más sutil sobre estas cuestiones en las que se mezclan ideas y sentimientos.

Me gusta encontrar tus siempre incisivos y sinceros comentarios pero también con esa calidez y cercanía tan propia y tan agradable.

Un beso

3:01 p. m.  
Blogger Cerillo said...

Me gustó el poema y tu primer comentario me incita a comentarte. Que seria de la literatura y aún más, de la poesía si no nos identificáramos con lo escrito. Este es el secreto a voces, lo que admiramos los lectores: la certidumbre confirmada por otra voz de lo que intuíamos y no fuimos capaces de concretar. En este, como en todos los casos, lo que nos debería preocupar es que el lector no se reconociera a sí mismo en el enigma planteado.
La correrías en internet tiene esto, enmascaramientos, soledad y compañía. Lecturas íntimas de forasteros que quieren dejar de serlo pero andan atrapados en sombras, perfiles y apaños. Las sinergias al sentir como tuyas la condición de lector y de autor. El reflejo y el reflejado vienen a ser la misma persona, la imagen es idéntica seamos nosotros o los otros, como toca sin solución en el mundo de los espejos
¿Porqué no pasas?

5:23 p. m.  
Blogger manolotel said...

Ahí está la cosa: que hay algún tipo de obstaculo que impide la comunicación. ¿Atrapados? ¡Puede ser! Pero ... en nuestra propia tela de araña.

Es, en la pregunta misma (que en el poema está camuflada en forma de constatación), donde, como bien has observado, está el nudo gordiano de la cuestión. Una pregunta invasiva y tabú porque se responda, ó, no, implica un reconocimiento de las limitaciones que hay detrás del personaje, o, de la imagen del mismo que tratamos de proyectar.

De alguna manera, el hecho del poema, es en sí mismo una respuesta y una pregunta. Una búsqueda... un buceo en la oscuridad... un tantear las paredes... un abrazo.

Un abrazo.

12:43 p. m.  
Blogger NáN said...

Es un poema certero de la experiencia... de cualquiera que desea tener conciencia de la experiencia. Te felicito por él.

He tenido suerte de llegar antes de que lo quites, de que el comentario de ybris te llevara a dejarlo, porque así lo he leído. Creo que antes o después todos andamos con lo de si estas sombras de la pantalla son o no son. Pero en la vida de carne y hueso viene a pasar lo mismo, ¿no? Quizá por eso es tan necesario que por aquí seamos mucho más. (Hay quien me conoce bien y me está reconociendo mucho más en lo que escribo que en el yo "desanimado" que va a comprar el periódico).

Un abrazo, sí, sombra amable que tanto nos das.

6:33 p. m.  
Blogger manolotel said...

Ir a comprar el periódico ya es, en sí, una señal de vida, importante. Es como si al tiempo que confirmamos el pasado, buscáramos indicios del futuro.

Posiblemente tenga razón Cerillo cuando dice que leemos (o, escribimos) buscando la confirmación de nuestra propia identidad. Quizás para sabernos parte de algo con algún tipo de incierto sentido... O algo así.
(Debe ser influencia del misticismo que impregan estas fechas, incluso para los no creyentes como yo :-) ).

Es mía la suerte, estimado Nan, de contar con tu participación sólida y cierta en este abarrotado mundo de espejismos que es Internet, aunque tan parecido, como dices, a la vida real.

Un abrazo.

11:38 a. m.  
Blogger Eduardo Flores said...

Acaso la interpreto como una introspección muy lúcida en la que después de revisar toda la documentación que nos acredita como ser, nos damos cuenta de que no tenemos ni la más mínima idea de quiénes somos. Me tomaré el poema como una sugerencia, como un consejo al lector a que haga lo mismo: repase lo que conozca de él y después piense ¿quién eres?

Fue un placer pasar por aquí.

Te dejo la dirección de mi blog, también de poesía propia:

http://lamuertedelsuspiro.blogspot.com

Un saludo,
Eduardo Flores.

8:52 a. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias Eduardo por tu, también, lúcido comentario.

Casualidad o no, siempre es agradable encontrar puntos de conexión comunes, aunque, como en este caso, sea una simple referencia geográfica.

He estado fuera estos días pero por supuesto que, en cuanto termine de escribir esta respuesta, pasaré a leer tus poemas.

Un abrazo cordial, amigo.

10:57 p. m.  
Blogger Rosa Silverio said...

Hola, querido amigo.

He leído este poema y me ha llegado al alma. Me ha gustado mucho. Lo he leído y leído.

No sé si es porque estoy un poco triste o qué, pero mientras te leía sentía que me iba hundiendo en tus versos, casi como si fueran el fondo del mar, ahí donde ya nada más es posible, en donde supongo que sólo hay silencio.

Gracias por compartir tu poesía. La verdad es que en los blog suno encuentra poemas que a veces dejan a uno sorprendida. Hace poco leí uno de una poeta de mi ciudad que me gustó mucho y ahora paso por aquí y ha sido bellísimo este reencuentro con tu poesía.

Abrazos.

9:48 p. m.  
Blogger manolotel said...

Querida Rosa, gracias por tus palabras y sobre todo por tu poesía a la que recurro con frecuencia y con la que tanto sentimos tus lector-adictos.

También a mí me ha ocurrido esa empatía que mencionas leyendo alguno de tus poemas. De alguna manera la poesía es una especie de boomerang sin dueño que retorna al origen de quien lo inspiró.

Un beso grande que anule todas las tristezas por pequeñas que sean, mi admirada amiga.

12:34 a. m.  
Blogger Mar said...

A veces rasgarle la piel al silencio nos conduce a un viaje de conocimiento-desconocimiento,que se retroalimentan entre sí.

Gracias por la intuición,la imaginación y la extrema lucidez que iluminan el decir poético.

(Yo rompo de una vez mi caracola
(y no tanto), y vaya que me atraviesas.

Un besazooooooo poeta

7:49 a. m.  
Blogger Manuel Ortiz said...

Hacía muchísimo tiempo que no leía algo tan bueno en la Red.

Felicidades.

2:53 p. m.  
Blogger manolotel said...

Mar, disculpa mi tardanza en contestar pero llevo unos días sin ordenador, a la espera de que me arreglen uno nuevo que compré recientemente.

Gracias a ti por la amistad que destilan tus palabras tan cariñosas como inmerecidas por mi parte y gracias por "romper tu caracola" apareciendo por esta humilde página desde la tuya tan plena de Arte.

Un beso grande, amiga.

11:34 a. m.  
Blogger manolotel said...

¡Hola Manuel!

Uno de mis primeros amigos de infancia se llamaba como tú, nombre y apellido. Con 9 añitos nos hicimos "hermanos de sangre" que consistía en hacernos una heridita en un dedo y juntar ambos :-) (no recuerdo de que película sacamos aquello). Al poco tiempo mis padres cambiaron de domicilio y le perdí la pista definitivamente.

Gracias por tu amable comentario. En cuanto tenga el ordenador arreglado me tendrás dando la lata por tu página.

Un abrazo cordial.

11:43 a. m.  
Blogger Víctor González said...

Es simplemente certero. Bello tal vez también por ello y bello en sí mismo. La música se hace vehículo, es bien cierto, de una magnitud incalculable, pero ¡ay de las palabras! herramienta inconmensurable que nos permite esa riqueza de matices sólo pagable con el aporte de otros matices nuevos.
Llego hasta aquí desde mi amigo capotado y me alegro mucho haberlo hecho. Te inviti si lo quieres a visitarme en segundopiloto blogspot
Saludos.

5:13 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias Victor y perdona la tardanza en contestar pero he estado sin ordenata y parece que ya funciona como es debido.

Es verdad que la palabra aporta matices y entra de otra manera y más directamente en la conciencia que la música. Ésta, en cambio no necesita una traducción para interactuar a flor de piel con nuestra sensibilidad. Son cosas distintas, claro y cuando son buenas llegan... llegan.

A eso aspiramos en realidad.

Un abrazo y otro en diferido para el aviador al que, por causas ajenas a mi voluntad, tengo, por cierto, un poco abandonado.

12:24 p. m.  
Blogger Rocío said...

Te oigo llamar tocando
con nudillos de espuma la ventana cerrada
sin que conteste nadie o no contestes
al susurro descalzo de los pies que se alejan
.

¡Qué imágenes tan bonitas...!
Me ha encantado el poema.
Volveré. Besos.

3:20 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias Rocío. Por aquí estaremos para darte la bienvenida y charlar de lo que quieras.

Un beso

10:07 a. m.  
Blogger Lludria said...

Celebro no haberme perdido este poema. A veces uno llega cuando tiene que llegar.

"Y sé como te encuentras
cara a cara con todos los recuerdos
que dejaste dormidos una tarde de otoño
porque dolían, dolían...
Duelen por todas partes."

Porque me dice tanto...
Hermosa esta tu casa de paredes cambiantes, tesoros variados en los comentarios que la arropan.
Tierno beso de martes, Manolotel.

7:59 a. m.  
Blogger manolotel said...

Con retraso debido a ciertos contratiempos comerciales, gracias Lludria por la visita y también por la empatía. Siente uno que las palabras han llegado y...vuelven ricas de humanidad y sentimientos.

Un beso, amiga.

10:31 a. m.  
Blogger Tejada said...

Me ha encantado.

El paso del tiempo y la parcepción son mis obsesiones; gracias por unirlas con poesía.

8:17 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.