De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

jueves, enero 03, 2008

Resistencia




.
.
.
.
.
.
.

.

.
.
.
.
.
Resistencia es la gota y yo, sosteniéndonos con la punta de los dedos
a una hoja, a un cabello, a la resbaladiza superficie de la vida,
a la quebradiza ilusión de los espejos, a un tal vez inexpugnable.
Resistencia es la roca y yo, sostenidos por el carcomido “Dedo de Dios”
frente a los vientos, por una frase delgada, suspirada entre chillidos
por un ayer cosido con el hilo finísimo de hoy, botón de ojal impar.
Resistencia es el ala y yo, sostenidos por el aire sutil entre dos fuegos,
por el impredecible oscilar meteorológico que atrae y que separa
con su ley de dolor, por la pluma que escribe, por la que traza la derrota.
Resistencia es el pecio y yo, carcomidos, roídos de corales, fijados
por la quilla a los limos huidizos e inestables de otros restos informes,
unidos por las desteñidas letras de una dedicatoria a una foto velada

Quillas y letras, el ala que me aguanta, la palma de la pluma de la mano,
el pecio persistente, la inagotable gota que se mece, la piedra testaruda
contra el tiempo. Inútil resistencia en la batalla final ante el olvido.
Tu olvido, el olvido nuestro.

34 Comments:

Blogger ybris said...

Gota, roca y pecio.
Así lo veo yo también. Hay veces en que cada vez se convence uno más de que lo más auténtico que podemos hacer en la vida es resistir: esa contumacia en seguir los caminos que una vez descubrimos como merecedores de nuestros esfuerzos.
Resistamos, pues.
Un abrazo

7:33 a. m.  
Blogger AAOIUE said...

Hasta me ha parecido ver entre tus palabras emocionantes los párpados de las estatuas y de las maravillosas tallas de la imaginería castellana o andaluza, que no se cierran, que tienen esa manera de resistir velando los secretos de la belleza.
Pasaba por aquí, buen Manolotel.

11:35 a. m.  
Blogger NáN said...

Me perdonarás que línea a línea fuera haciendo mías tus palabras.

Estallan de autenticidad, de profundo, de belleza de lo leído y destilado.

Y qué bueno que los lectores de tu poema de verso largo, o texto, o no sé, nos empapemos de la idea, tan necesaria hoy, que de inútil tiene lo mismo que respirar el aire. Emocionadamente, gracias.

8:00 p. m.  
Blogger manolotel said...

Hola Ybris:

Gracias por este primer comentario de 2008 que, a uno, le ayuda a indagar en el poema y a comprender.

Un abrazo resistente.

9:10 p. m.  
Blogger manolotel said...

Aaoiue

Me encantaría poseer ese secreto de la belleza que resiste para nosotros en los ojos siempre abiertos de las imágenes que, a mí particularmente, nunca han dejado de impresionarme.

Gracias por la huella, que espero ser capáz de retener y que sea senda y compañía.

Saludos.

9:53 p. m.  
Blogger manolotel said...

Tu amabilidad me abruma estimado Nán, pero me hace sentir doblemente el poema, como si tuviera vida propia independiente del destino que lo guió. Ahora vuelvo a leerlo y me voy identificando con reflejos que apenas intuí cuando escribía.

Es un poco el milagro de la empatía de la palabra que hace visible nuestros puntos de conexión, de la misma manera que el humo delata el haz del laser.

Me alegro de que te haya emocionado.

Un abrazo.

10:05 p. m.  
Blogger Fernando S. said...

como todo en la vida el viaje tiene su tristeza...aveces es imposible clamar en la batalla, siempre perdemos, siempre...pero nada nos ha de negar nuestro instinto a resistirnos a capitular...como ante los alemanes la caballería polaca...morir siempre de pie...aún siendo sólo restos de naufragio, un barco encallado entre las rocas...inmutable, perecedero pero vivo...abrazos.

6:33 p. m.  
Blogger manolotel said...

Hola Fernando:

Lo peor de un viaje es cuando no se puede regresar al punto de partida. Entonces solo queda mirar hacia delante y es en ese momento cuando el recuerdo se vuelve definitivamente amargo. No sé si es eso lo que has visto en el poema, porque además hablas de una batalla perdida y de la dignidad.

Todo eso que somos y que nos acompaña sin que podamos dimitir de ello.

Un abrazo, amigo.

1:29 a. m.  
Blogger Umma1 said...

La vida es resistencia y, sin duda combate de una ligera pluma contra la suma toda de los elementos y de nosotros mismos, y vale la paradoja.

Resistimos las entrantes de las estocadas y las expansiones de nuestro corazón que cada tanto se desboca.

"Quillas y letras, el ala que me aguanta, la palma de la pluma de la mano,
el pecio persistente, la inagotable gota que se mece, la piedra testaruda
contra el tiempo."

Qué maravilla... Que forma tan hermosa de describirlo.

Pero el olvido y la memoria, amigo, ¿no se volverán independientes de nuestra voluntad?
Esa misma foto velada, con la dedicatoria; encontrada por una mirada curiosa, en 200 años, haría presente lo que estuvo callado.



Sabés Manolotel? Creo que nunca, de ningún viaje, se regresa al punto de partida. Es como el deseo de la inmortalidad: un sueño, un mito, una poética fantasía, una anhelada metáfora para el invierno.

Un abrazo

6:22 a. m.  
Blogger manolotel said...

Apreciada Umma1:

Tienes toda la razón del mundo, nunca se vuelve al exacto punto de partida y tal vez ni siquiera sería una buena opción, pero como apuntas, se trata de una construcción intelectual ideal que nos permite una manera de comparación con la eternidad y en definitiva una aspiración del alma a perpetuarse más allá del límite físico.

Dejando a un lado la parte filosófica, siento que la forma del poema también te ha llegado con su propio mensaje de conjunto, de unidad acabada y eso es importante para cualquier escritor y sobre todo para mi que soy un impenitente perfeccionista.

Gracias por tu extenso (para lo que se estila en los blog’s) y generoso comentario.

Un beso.

1:52 p. m.  
Blogger Fernando S. said...

resistir es batallar, se hace con la dignidad inherente a lo que verdaderamente deseamos...pero como el olvido no deja de ser más que tiempo acumulado, capas de nuevas dudas y vivencias..en esa batalla siempre perdemos, el tiempo es dueño y señor de toda nuestra vida, en el amor a las personas y en el sabor de las cosas podemos degustar su paso...su roce continuo que va deshaciendo todo...somos pues castillos en la arena sucumbiendo en silencio ante el empuje de las olas..un abrazo.

4:33 p. m.  
Blogger manolotel said...

Te entiendo, Fernando y, aunque no representa exáctamente la idea de la resistencia que yo quería plasmar en el poema, me gusta esa metáfora del castillo de arena de cuyos granos se apropia el mar de la vida, el desgaste de los afectos, el roce de las experiencias. El tiempo.

Empero, la lucha no es contra el tiempo inexorable que transforma los musculos yla piel, sino contra su otra consecuencia, el olvido. El olvido que nos exilia de lo que amamos, de lo que hemos amado, de lo que hemos sido y ya no seremos más.

La dignidad, bajo mi punto de vista (y creo que ambos decimos lo mismo), tiene que ver con el recuerdo de todo aquello que hemos ido construyendo para ser como somos. Eso que defendemos con uñas y dientes y a lo que renunciamos cuando abandonamos la batalla.

Has sido muy amable al ofrecer tu valioso punto de vista en un tema tan complicado y te agradezco profundamente la reflexión.

Que los Magos te sean propicios y... que te guste la corbata que te van a regalar :-)

Abrazo cordial.

6:05 p. m.  
Blogger Isabel Romana said...

�Se me borr� el comentario!.
Un texto precioso, te dec�a, recorrido de principio a fin por la emoci�n y la determinaci�n. Me gusta esa declaraci�n de guerra contra el olvido, aunque el olvido sea inevitable. Un abrazo muy fuerte y feliz a�o.

10:59 p. m.  
Blogger manolotel said...

Para mí es un auténtico deleite saberte lectora de estos humildes poemas, querida amiga. Enganchado me tienes, con esos relatos fidedignos tuyos donde te puedes encontrar a Eneas yendo al mercado, ó, a Dido en animosa disputa con su doncella. Eres una maravilla de escritora; imaginativa y con mucho estilo. Me quito el sombrero (la gorra campera jeje).

1:08 p. m.  
Blogger peaton said...

Muy bueno, Quillo, aunque me parece que te refieres a otras quillas, las de una sola pata y que se usan para sostener derechos los barcos. Espero que tu quilla no se tuerza y te guíe recto por la Bahía.

Peaton.

11:08 p. m.  
Blogger manolotel said...

Hola Peatón:

Un poco es eso lo que esperamos todos en la vida: Que el barco vaya por donde uno quiere :-)

Gracias por el comentario y un saludo.

1:15 a. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. said...

Hoy tu poema se me antoja contradictorio, tanto sostenerse para nada? tanto armarse para sucumbir?
Quizá concluir como inicaste- el poema- intentarlo todo por el todo sea necesario para perpetuarse en lo que nada somos y todo fuimos.

Por qué oponerse al olvido? por qué combatirlo?...para pervivir en la memoria? en un recuerdo?

Te debo la opresión de las palabras contra el pecho....y un beso, que sin ser pétreo, llegará a ser "olvido"
Y dos respuestas....

Olimpia.

P.D;aún me pregunto que tiene que ver ese ojo con el poema...;)

9:37 p. m.  
Blogger manolotel said...

Las preguntas siempre son la parte más importante de una idea... las respuestas son personales en cada uno y la de que "nada somos y todo fuimos" podría ser una de ellas, al menos si consideramos todos los días de nuestra vida incluido el día de ayer.

Dice Borges que cuando cae la lluvia, en realidad ya se ha producido, ya es pasado. Todo es pasado, desde luego, pero no solo, pues con cada pensamiento estamos siendo presente y, a la vez, construyendo el futuro.

Se me ocurre que somos los recuerdos que hemos elegido para sobrevivir y ese simbolo del retrato con dedicatoria, pero, no sé, esto solo es un poema...

En efecto el ojo no tiene mucho que ver con el poema, fue lo primero que encontré entre mis archivos de imagenes. Lo sustituyo por ese cuadro dentro de un cuadro, que tampoco tiene nada que ver pero el menos no es tan agresivo.

Ese beso tuyo perdurará hasta que los dueños del servidor quieran, porque yo no tengo intención de borrar nada de lo escrito.

Vaya también mi beso, Olimpia.

2:46 a. m.  
Blogger Mar said...

La gota y la piedra ¿quién es más resistente? La gota siempre, que resiste y resiste hasta oradar la roca. Imagino que la roca es el olvido y, gota a gota, conseguiré desterrarlo. Me pregunta, no obstante, si todo merece ser recordado.
"El ala que me aguanta" dices...
Me has hecho recordar la antología poética de Blanca Varela que se titula "Cuando todo termina abre las alas"

Tal vez necesitemos que llegue el olvido para poder empezar de nuevo.
Pero no sé... yo sólo he venido a hacerte una visita y a desearte un Feliz Año.

Besos
Mar-abú

12:05 a. m.  
Blogger manolotel said...

Una visita es suficiente resistencia para contrarestar el olvido, ese gran desconocido.

Aunque, posiblemente, como dices, sea un mal necesario . Tal vez, como en la fábula de "Las lenguas de Esopo", puede servir igual para lo bueno que para lo malo.

Me ha agradado mucho tu visita Mar.

Un besote.

3:02 a. m.  
Blogger Adrenaluna said...

Si, existe el olvido, pero mira que despues de tanto tiempo y de tan pocas visitas aqui estoy nuevamente... un abrazo para vos y cariñitos para tu casa....

3:16 a. m.  
Blogger manolotel said...

Hola Adrenaluna:

Es hermoso que, a veces, como ahora, el tiempo no consiga su propósito de nube y las palabras sobrevivan a las sombras.

Encantado de tenerte de nuevo en esta tu casa virtual.

Un beso.

11:58 a. m.  
Blogger M@R said...

HOLA,,,
TE GUSTA LA CRITICA BIEN SEA POSITIVA O NEGATIVA, PUES TE INVITO A MIS BLOG Y DIME LO QUE SIENTAS, NO SOY POETA, NO SE NADA DE RIMA, NI ENSAYOS, NI DE LITERATURA, SOLO TENGO MIS SENTIMIENTOS Y MI FORMA DE ESCRIBIR,,,
AHHH Y UNA IMAGINACION QUE VUELA MUCHO QUE ATRAVIESA EL MISMO UNIVERSO,,,
GRACIAS,,,
UN ABRAZO,,,

9:26 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias a tí por venir, m@r.

Para escribir solo hay que querer hacerlo y además de sentimientos y una imaginación voladora fijarse mucho en lo que hacen los que escriben mejor que uno.

Por cierto esto último me recuerda aquel chiste del hombre que fue a comprar un loro y el dependiente se equivocó y le dió un buho.

Un mes despues el dependiente se encontró al cliente por la calle y le preguntó:
"¿Ha conseguido que el loro hable?"

Y el hombre le contestó:
"Pues no, pero desde luego se fija mucho".

No vayas a pensar mal que este chiste no tiene nada que ver contigo pero ¡eh! :-)

Un besote.

12:19 a. m.  
Blogger Juansintierra said...

Resistir como avance no es mucho pero a veces no retroceder lo es. Abrazos.

11:49 a. m.  
Blogger manolotel said...

Bienvenido Juansintierra.

Aunque parezcan similares, son conceptos distintos. Resistir es una actitud pasiva. Se trata de impedir nuestro desalojo de una situación que consideramos segura. No retroceder, sin embargo, implica una intención activa de avanzar. Es una fuerza que se opone a otra fuerza y trata de superarla para estar en situación ventajosa.

Creo que tiene mucho que ver con la actitud ante la vida en determinadas fases de la misma. También un poco con el carácter, me parece.

Bueno, es solo mi manera de interpretarlo. Si tu has encontrado esta lectura es porque, implicitamente, también hay algo de eso en el poema.

Me interesa este punto de vista, no sé si llamarlo, más incisivo. Espero tus próximas visitas.

Un abrazo.

1:52 p. m.  
Blogger peaton said...

Esa imagen que has puesto en la cabecera del mensaje no estaba el otro día. Me conmueve e impacta profundamente.
Ese cuadro de una muchacha abandonado en una esquina, en esa habitación dejada; el rollo de papel sobre el escabel, la esquina de la cama... Hay un algo de desazón y misterio, un cierto olor a muerte en esa foto.
No sé si será esa imagen la que te ha inspirado el poema, a mí, desde luego, me inspira muchos no demasiado alegres.

Curioso que hayas escogido esa foto, precisamente hoy.

8:44 p. m.  
Blogger manolotel said...

Debe haber sido mi subconsciente que se ha comunicado con el suyo, Peatón.

Respecto a la coincidencia, que lamento, de la fecha (que le recuerda, supongo, algún hecho luctuoso), he de decir que no ha sido una elección consciente salvo en el detalle de buscar alguna imagen que simbolizara la resistencia ante el olvido. ¡Que otra cosa podría representarla mejor que un cuadro abandonado en un rincón!.

Desligando la historia del cuadro, del cuadro de la historia, creo que la imagen tiene la suficiente fuerza expresiva y se relaciona mejor con el poema que la anterior.

Se agradece sinceramente la sintonía y la aproximación vital con el poema.

Un abrazo.

1:07 p. m.  
Blogger J. Haldane said...

Tu resistencia es sutil, tenaz…casi vital, encadenada al acto férreo de vivir…resistencia del surco sediento pero abierto…resistencia de la brida frágil al viento…resistencia que gana batallas frente a las cosas sencillas, frente al cotidiano ir de puntilla de la pluma sobre el señuelo del papel…

resistencia cérea que pierde una guerra final contra el icaro medrar de la memoria.

Mi enhorabuena por tu blog.

Un saludo

8:15 p. m.  
Blogger manolotel said...

Se nota J. haldane que llevas en la sangre la semilla de la poesía.
Todo lo que dices suena a continuación, aunque con un timbre propio que desborda el poema por la intensidad del comentario.
Te lo agradezco de veras.

Un abrazo.

11:50 p. m.  
Blogger Mar said...

Cada línea, cada verso, se siente como un cristal que late/abre/la piel y la memoria.
(Y acaso no son lo mismo?)

Se me ocurre, y no sé si es pertinente, pero acaso me disculparás/ es el sueño/ me has llevado de la mano a este poema

Retorno a Sísifo

Rodó la piedra y otra vez como antes
la empujaré, la empujaré cuestarriba
para verla rodar de nuevo.
Comienza la batalla que he librado mil veces
contra la piedra y Sísifo y mí mismo.
Piedra que nunca te detendrás en la cima:
te doy las gracias por rodar cuestabajo.
Sin este drama inútil sería inútil la vida.

José Emilio Pacheco-México

Un beso enorme Poeta

Mar
Mar
Mar

;-)



PD: me ha fascinado el texto que sigue sobre Panero, pero he de llegar a horas decentes.

Besazo!

5:50 a. m.  
Blogger manolotel said...

El poema que me traes es un complemento perfecto que más que perdonar debo agradecer, como tambien agradezco que muerta de sueño hayas entrado a comentar estos versos descosidos.

Y agradezco sobre todo ese guiño maléfico después del triconjuro de tus nombres ;-)

Un beso fugaz para ese relámpago que eres tú, mi siempre atareadísima amiga.

12:04 a. m.  
Blogger Leonardo de Valdivia said...

si yo tuviera que definir a un escritor, lo definiría como un HIPNOTIZADOR GRAFICO; en efecto, poco a poco el encanto de las palabras dse apoderan de nosotros como del cerebro de un licor fino, vamos sin darnos cuenta, deponiendo nuestras defensas racionales y no nos damos cuaenta de quedar atrapados. Príncipe Nelson.

4:40 p. m.  
Blogger manolotel said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.