De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

viernes, junio 17, 2016

Entonces

.



.



.



.

.



Entonces no hacían falta esos discos metálicos de valor indudable
ni papeles fantásticos para viajar al Norte, ni recamadas cruces
para elevar al cielo promesas ingeniosas, quejas, ruegos
que dispersara el aire o las violentas gotas de un otoño brumoso.
No hacían falta oradores que tasaran verdades y virtudes
pues lo bueno era obvio y el daño una evidencia. Las heridas
solo sangre manaban. El dolor no traspasaba el cuerpo
y el único destino consistía en despertarse con la aurora siguiente.
Reproducirse no era una forma de vida ni un lujo momentáneo,
De la breve belleza del color y la forma brotaba el alimento.
Entonces la corona se hallaba disponible en las flores silvestres
que las manos tallaban. La pasión era un río lleno de peces dulces.
El amor se abrigaba mudo alrededor del fuego de unas ramas
del calor de unos cuerpos. Entonces cada vida era propia,
no gratis, pero costaba menos de lo que cuesta un sueño.
Ahora los sueños son a costa de otras vidas, se roban y se venden.
Todo es superficial, la mentira se impone, el mundo boqueando
metano se destruye y yo junto al rebaño a veces soy feliz.
Y no lo entiendo

2 Comments:

Blogger Ventana indiscreta said...

De la breve belleza del color y la forma brotaba el alimento.


Ese sí es un axioma que puede resumir la creación de todo, un poema, un encuentro, una entrada en la lógica: entonces y ahora.

Razón tienes y razón prodigas.

Un beso.

7:05 p. m.  
Blogger manolotel said...

Gracias por venir mi estimada Sofía. Yo ya me iba, aunque me dejé la luz encendida.
Un beso

1:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.