De los caminos andados

Esto es un sitio para leer poesía y también para comentar lo que se quiera: actualidad, literatura, critica de sociedad, television, conversación, sentimientos etc... Todos son bienvenidos.

Mi foto
Nombre:

lunes, junio 10, 2013

Fuegos fatuos















No fueron fuegos fatuos:
Fue la llama que no quema de tus huesos.
Las luces que no alumbran de tus ojos,
vivos desde tu muerte cada noche,
para los míos muertos.
Ellos fueron, tus ojos incendiándome,
cercanamente lejos.
Gritándome el silencio de tu ausencia.
Desenterrándome la vida con que sueño.
Por eso vine aquí,  a traer contigo,
además del espíritu que era, junto al tuyo, mi cuerpo.
Pero ellos dicen: Fueron fuegos fatuos.
... Y sé que no lo fueron.

Vine a verte. Era tarde. Aún sangraba al Oeste
el arañazo del sol tras el Ocaso
pero su luz solo dejaba sombras en los árboles,
moviéndose, silbando.
Y había, una extraña comunión del aire, aún caliente,
con la frialdad del mármol.
Temblaba allí tu nombre con mis lágrimas
cuando besé las flores secas de aquel ramo.
Flores que alguna mano anónima, sin cara,
sin envés, dejó como recuerdo de tu olvido.

Tú me estabas hablando.

Desterrado de mí quise tu cuerpo,
quise amarte en los huesos y en la ropa
y en las oscuras cuencas de luz donde mis sueños
tantas veces miraron para verte.
Y te desenterré. Dejé en sangre mis dedos,
escarbé hasta encontrarte en la seca humedad profunda de tu féretro.
Te saqué de tu mundo de hueso en carne viva,
hasta la superficie del mío en tierra muerto.
Desde la eternidad donde te hallabas
hasta mis labios helados de recuerdo.

Y entonces te besé.

Fueron los fuegos fatuos. Eso dicen,
pero yo sé quien eras volviendo con mi beso.
Eras rosa en la noche,
lago verde ondeando bajo el cielo.
Eras azules sombras,
dulces chispas de color eran tu pecho.
Y entonces me llamaron tus brazos irisados.
Y yo fui a tu encuentro.

Dicen los que encontraron al fondo de tu fosa,
revuelto con la tierra, con la ropa, con tus huesos
mi desnudez sin vida; quienes me hallaron, dicen,
que fue solo un mal paso. Un resbalón dijeron.
Que alucinaba, dicen.
Los fuegos fatuos, dicen que dijeron.

¡Ellos que saben!
¡Cómo van a saber que viviremos ya juntos para  siempre!
¡Que son ellos los muertos!


*Extraido de mi cuento con el mismo nombre en la tertulia: Cuentos de la Sala Roja" bajo el tema "Oxímoron"
Foto tomada de la web: http://tejiendoelmundo.wordpress.com/

3 Comments:

Blogger Alfredo J. Ramos said...

Bécquer no le hubiera hecho ascos, caro amigo. Qué buen pulso. Un abrazo ya vernaiego

10:08 p. m.  
Blogger manolotel said...

El romanticismo en poesía lleva un tiempo bastante devaluado por una parte importante de la crítica literaria. A lo mejor con razón, no lo sé, sin embargo, pienso que muchisimos lectores han llegado a la poesía precisamente por autores como Bécquer.Y añgunos escritores.

Lo que realmente pretendía era escribir un cuento pero la propia temática y quizás también la condición impuesta (la presencia del oxímoron me fue llevando por ese lenguaje un tanto poético más que prosístico.

Un abrazo y gracias por acordarte.


11:10 p. m.  
Blogger NáN said...

Ah, no eran tantos. El tercero ya lo había leído.

En este país, donde para muchos ya no hay comida si no la recogen en centros asistenciales, no hay "crítica", amigo Manolotel: solo grupitos de intereses protegidos por grupos de intereses comerciales.

Lo que sí hay son voces sueltas que hablan con dignidad, aunque apenas se las oye.

Qué estupidez despreciar a Bécquer por "antiguo". Y después, a tantos otros que vinieron. No digo que no haya que leer a algunos de los actuales, dejarte llevar por un poema leído en Internet y decir "este me interesa", pero los poetas de hasta hace poco nos entregan cada uno un secreto técnico, de vida o de música.

Hermoso poema de dolor de la ausencia.

Un abrazo. Y, como dice don Micro, un día nos conoceremos. El aviador me anunció visita a Madrid en julio, pero el mes se acaba y no sé nada.

8:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
De los caminos andados by manolotel is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.